El uso indebido de los medicamentos recetados - Reporte de investigación
Panorama general

Mano de un médico sosteniendo un bolígrafo sobre un formulario de recetas©iStock.com/ognianm

El abuso o uso indebido de los medicamentos recetados ocurre cuando una persona toma un medicamento en formas o dosis diferentes a las recetadas, toma el medicamento de otra persona (incluso si es por un problema médico legítimo, como un dolor, por ejemplo) o toma un medicamento para llegar a un estado de euforia o "high". También se emplea el término uso no medicinal de medicamentos recetados para referirse a estas categorías de abuso. Los tres tipos de medicamentos que se usan en forma indebida con mayor frecuencia son los siguientes:

  • opioides, que se recetan generalmente para aliviar el dolor
  • depresores del sistema nervioso central (SNC), que incluyen fármacos tranquilizantes, sedantes e hipnóticos utilizados para tratar trastornos de ansiedad y del sueño
  • estimulantes, que por lo general se recetan para tratar el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDHA)

El uso indebido de los medicamentos recetados puede tener consecuencias médicas graves. El aumento del uso indebido de medicamentos recetados1 durante los últimos quince años se hace evidente en el aumento de las visitas a las salas de emergencias, la mayor cantidad de muertes por sobredosis a causa de medicamentos recetados2–5 y el mayor número de ingresos en programas de tratamiento de trastornos por consumo de medicamentos recetados, el más grave de los cuales es la adicción. En el año 2016 hubo cinco veces más muertes por sobredosis a causa de medicamentos recetados que en 1999.6