In English
NIDA

Conducir bajo el efecto de drogas

Actualizada en marzo del 2019

Conducir bajo el efecto de las drogas significa conducir un vehículo cuando las capacidades del conductor se encuentran disminuidas por los efectos embriagadores causados por el consumo reciente de drogas. Esto hace que sea peligroso conducir un automóvil, tal como ocurre cuando se conduce después de haber bebido alcohol. Conducir drogado pone en grave riesgo al conductor, los pasajeros y las demás personas que comparten la carretera.

Imagen borrosa de una carretera en la nocheFoto: ©iStock.com/jpsowin

¿Por qué es peligroso conducir bajo el efecto de las drogas?

Los efectos que cada droga tiene sobre la capacidad para conducir son diferentes y dependen de la manera en que la droga actúa en el cerebro. Por ejemplo, la marihuana puede disminuir la coordinación, el tiempo de reacción y la capacidad para evaluar tiempo y distancia. Los conductores que han consumido cocaína o metanfetamina pueden conducir en forma agresiva o imprudente. Ciertos tipos de medicamentos recetados —incluidos los opioides y las benzodiacepinas— pueden causar mareos y aletargamiento y disminuir el funcionamiento de las capacidades cognitivas (capacidad de juicio y capacidad de pensar). Todas estas deficiencias pueden causar accidentes de tránsito.

Los estudios de investigación han demostrado que la marihuana tiene efectos negativos en los conductores, entre ellos poca velocidad de reacción, un mayor zigzagueo entre carriles y falta de atención en la carretera. La combinación de alcohol con marihuana hace que la capacidad del conductor disminuya aún más y se aparte de su carril con mayor frecuencia.1–3 Algunos estudios indican que los opioides pueden causar aletargamiento o somnolencia y disminuir la capacidad de juicio y la habilidad para pensar.4,5 Otros estudios revelaron que conducir bajo el efecto de opioides puede duplicar las probabilidades de sufrir un accidente.6

Es difícil determinar la forma en que cada droga afecta la conducción de un vehículo porque las personas tienden a mezclar varias sustancias, entre ellas el alcohol. Pero sí sabemos que incluso pequeñas cantidades de algunas drogas pueden tener un efecto cuantificable. En consecuencia, algunos estados tienen leyes de "tolerancia cero" para la conducción bajo el efecto de drogas. Esto significa que una persona puede enfrentar cargos legales por DUI (driving under the influence) si se encuentra cualquier cantidad de droga en su sangre u orina. Muchos estados están esperando que las investigaciones definan mejor cuáles son los niveles de droga en la sangre que indican que una persona tiene capacidades reducidas para conducir —tal como se hace con el alcohol— antes de promulgar leyes al respecto.

Infórmese más sobre otras drogas de consumo habitual que pueden afectar la conducción de vehículos en https://www.drugabuse.gov/es/informacion-sobre-drogas/sustancias-de-abuso-habitual.

¿Cuántas personas toman drogas y conducen?

Según la Encuesta Nacional sobre Consumo de Drogas y la Salud de 2017 (NSDUH, National Survey on Drug Use and Health), 21.4 millones de personas de 16 años o más condujeron bajo el efecto del alcohol el año anterior a la encuesta, y 12.8 millones condujeron bajo el efecto de drogas ilegales.7

La encuesta también indicó que los hombres son más propensos que las mujeres a conducir bajo el efecto de drogas o alcohol. El porcentaje de personas que conducen después de consumir drogas o alcohol es mayor entre los adultos de 21 a 25 que entre los adultos jóvenes de 16 a 20 años y entre los adultos de 26 años o más.7

Foto de una escena de una colisión vehicular con policía, en cual uno de los vehículos esta volteado invertido.Foto: Rian Castillo (CC0, BY)

¿Cuáles son las drogas que se encuentran en las personas que conducen drogadas?

Después del alcohol, la marihuana es la droga que se encuentra con mayor frecuencia en la sangre de conductores que han sufrido un accidente. Las pruebas que se usan para detectar la marihuana miden los niveles de delta-9-tetrahidrocannabinol —THC, el ingrediente en la marihuana que altera la mente— en la sangre del conductor. Pero el rol de la marihuana en los accidentes con frecuencia es incierto. El THC se puede detectar en los líquidos corporales días y hasta semanas después de su consumo, y a menudo se combina con alcohol. El riesgo de un accidente de auto asociado con la combinación de marihuana con alcohol, cocaína o benzodiacepinas parece ser mayor que el riesgo de cada droga por separado.1,8

Varios estudios han demostrado que los conductores con THC en la sangre tenían aproximadamente el doble de probabilidades de causar un accidente fatal o morir en un accidente de auto que quienes no habían consumido drogas ni alcohol.8–10 Sin embargo, después de controlar los datos según la presencia de alcohol y la edad, el sexo y la raza del conductor, un amplio estudio de la NHTSA no halló ningún aumento significativo en el riesgo de accidentes atribuible a la marihuana.11 Es necesario realizar más investigaciones en esta área.

Junto con la marihuana, los medicamentos recetados también están comúnmente asociados con accidentes causados por conductores drogados. En 2016, el 19.7 % de los conductores que condujeron un vehiculo bajo el efecto de drogas arrojaron resultado positivo para la presencia de algún tipo de opioide en las pruebas de detección.12

¿Con qué frecuencia ocurren accidentes debido a que el conductor está drogado?

Es difícil medir cuántos accidentes se producen a causa de un conductor drogado. Esto se debe a que:

  • todavía no existe una buena prueba que permita medir en la carretera los niveles de drogas en el organismo del conductor;
  • algunas drogas pueden permanecer en el organismo durante días o semanas después del consumo, lo que hace difícil determinar en qué momento se realizó el consumo y, por lo tanto, cómo y en qué medida el consumo disminuyó la capacidad de conducir;
  • por lo general, si el conductor presenta un nivel ilegal de alcohol en la sangre, la policía no busca la presencia de drogas en el organismo porque ya tiene suficientes pruebas para presentar un cargo por DUI;
  • muchos conductores que causan accidentes tienen drogas y alcohol en el organismo, o tienen más de una droga, lo que hace difícil determinar qué sustancia ha tenido mayor efecto.

Sin embargo, según la Governors Highway Safety Association, el 43.6 % de los conductores que fallecieron en 2016 arrojaron resultados positivos de drogas; más de la mitad de esos conductores tenían dos o más drogas en el organismo.13

Efectos de las drogas de consumo habitual en la conducción de vehículos

Marijuana: afecta las habilidades psicomotrices y las funciones cognitivas que son esenciales para conducir, entre ellas el estado de alerta, la percepción de tiempo y distancia, el tiempo de reacción, el nivel de aletargamiento, la atención dividida, la capacidad de permanecer en un mismo carril, la coordinación y el equilibrio.

Opioides: pueden causar aletargamiento o somnolencia y reducir la función cognitiva.

Alcohol: puede reducir la coordinación, la concentración, la capacidad de seguir objetos en movimiento y la respuesta a situaciones de emergencia; también puede crear dificultad para mantener la dirección y no salirse del carril de circulación, además de causar aletargamiento o somnolencia.

¿Qué grupos de la población son los más afectados por la conducción bajo el efecto de drogas?

Los grupos más afectados son los adolescentes y los adultos mayores. Los adolescentes tienen menos experiencia y son más propensos que otros conductores a subestimar o no reconocer las situaciones de peligro. También es más probable que conduzcan a velocidad excesiva y mantengan menos distancia con los otros vehículos. Cuando la falta de experiencia para conducir se combina con el consumo de drogas, los resultados pueden ser trágicos. Los accidentes de auto son la principal causa de muerte entre los jóvenes de 16 a 19 años.14

Una encuesta de estudiantes universitarios que tenían acceso a un automóvil reveló que uno de cada seis había conducido bajo los efectos de alguna droga (distinta del alcohol) al menos una vez el año anterior a la encuesta. La marihuana fue la droga más común, seguida por la cocaína y los analgésicos recetados.15

El deterioro mental en los adultos mayores puede llevar a que tomen medicamentos recetados con mayor o menor frecuencia de lo necesario o en la cantidad incorrecta. También es posible que los adultos mayores no metabolicen el medicamento con tanta rapidez como las personas más jóvenes. Estos factores pueden causar un embriagamiento involuntario mientras conducen un vehículo.

¿Qué medidas se pueden tomar para evitar que las personas conduzcan drogadas?

Dado que al conducir drogado crece el riesgo de accidentes, los expertos en salud pública urgen a quienes consumen drogas y alcohol a crear estrategias sociales que les impidan conducir cuando estén bajo el efecto de las drogas. Algunas de las medidas que se pueden tomar son:

  • ofrecerse a ser el conductor designado;
  • hacer que el conductor designado tenga las llaves de todos los autos;
  • ir y volver de fiestas donde haya drogas o alcohol en vehículos conducidos por otros;
  • hablar anticipadamente con los amigos sobre los riesgos de conducir bajo el efecto de las drogas.

Puntos para recordar

  • El consumo de drogas ilícitas o el uso indebido de drogas recetadas pueden hacer que sea peligroso conducir un automóvil, tal como ocurre cuando se conduce después de beber alcohol.
  • En 2017, 21.4 millones de personas de 16 años o más condujeron bajo el efecto del alcohol el año anterior a la encuesta, y 12.8 millones condujeron bajo el efecto de drogas ilegales.
  • Es difícil medir cuántos accidentes se producen a causa de un conductor drogado, pero las estimaciones indican que casi el 44 % de los conductores en accidentes fatales arrojaron resultados positivos en las pruebas de detección de drogas.
  • Conducir bajo los efectos de la marihuana, los opioides y el alcohol puede tener un fuerte efecto en la conducción del vehículo.
  • Las personas que consumen drogas y alcohol deben crear estrategias sociales que les impidan conducir cuando están bajo el efecto de esas sustancias.

Infórmese más

Para obtener más información sobre la conducción de vehículos bajo el efecto de drogas, visite:
https://www.drugabuse.gov/es/temas-relacionados/conducir-bajo-la-influencia-de-las-drogas

Para obtener más información sobre el consumo indebido de marihuana y medicamentos recetados, visite:

Referencias

  1. Hartman RL, Huestis MA. Cannabis effects on driving skills. Clin Chem. 2013;59(3):478-492. doi:10.1373/clinchem.2012.194381
  2. Hartman RL, Brown TL, Milavetz G, et al. Cannabis effects on driving lateral control with and without alcohol. Drug Alcohol Depend. 2015;154:25-37. doi:10.1016/j.drugalcdep.2015.06.015
  3. Lenné MG, Dietze PM, Triggs TJ, Walmsley S, Murphy B, Redman JR. The effects of cannabis and alcohol on simulated arterial driving: Influences of driving experience and task demand. Accid Anal Prev. 2010;42(3):859-866. doi:10.1016/j.aap.2009.04.021
  4. Compton R. Marijuana-Impaired Driving: A Report to Congress. Washington, DC: National Highway Traffic Safety Administration; 2017.
  5. Dhingra L, Ahmed E, Shin J, Scharaga E, Magun M. Cognitive Effects and Sedation. Pain Med Malden Mass. 2015;16 Suppl 1:S37-S43. doi:10.1111/pme.12912
  6. Chihuri S, Li G. Use of prescription opioids and motor vehicle crashes: A meta analysis. Accid Anal Prev. 2017;109:123-131. doi:10.1016/j.aap.2017.10.004
  7. Center for Behavioral Health Statistics and Quality. Results from the 2017 National Survey on Drug Use and Health: Detailed Tables. Rockville (MD): SAMHSA; 2018. https://www.samhsa.gov/data/sites/default/files/cbhsq-reports/NSDUHDetailedTabs2017/NSDUHDetailedTabs2017.pdf. Accessed March 26, 2019.
  8. Wilson FA, Stimpson JP, Pagán JA. Fatal crashes from drivers testing positive for drugs in the U.S., 1993-2010. Public Health Rep Wash DC 1974. 2014;129(4):342-350.
  9. Biecheler M-B, Peytavin J-F, Facy F, Martineau H. SAM survey on “drugs and fatal accidents”: search of substances consumed and comparison between drivers involved under the influence of alcohol or cannabis. Traffic Inj Prev. 2008;9(1):11-21. doi:10.1080/15389580701737561
  10. Elvik R. Risk of road accident associated with the use of drugs: a systematic review and meta-analysis of evidence from epidemiological studies. Accid Anal Prev. 2013;60:254-267. doi:10.1016/j.aap.2012.06.017
  11. Compton RP, Berning A. Drug and Alcohol Crash Risk. Washington, DC: National Highway Traffic Safety Administration; 2015. DOT HA 812 117.
  12. Fatality Analysis Reporting System (FARS). Washington, DC: National Highway Traffic Safety Administration https://www.nhtsa.gov/research-data/fatality-analysis-reporting-system-fars.
  13. Drug-Impaired Driving: Marijuana and Opioids Raise Critical Issues for States. Washington DC: Governors Highway Safety Association; 2018.
  14. Teen Drivers: Get the Facts | Motor Vehicle Safety | CDC Injury Center. http://www.cdc.gov/motorvehiclesafety/teen_drivers/teendrivers_factsheet.html. Published October 14, 2015. Accessed April 7, 2016.
  15. Arria AM, Caldeira KM, Vincent KB, Garnier-Dykstra LM, O’Grady KE. Substance-related traffic-risk behaviors among college students. Drug Alcohol Depend. 2011;118(2-3):306-312. doi:10.1016/j.drugalcdep.2011.04.012
Esta publicación está disponible para su uso y puede ser reproducida, en su totalidad, sin pedir autorización al NIDA. Se agradece la citación de la fuente, de la siguiente manera: Fuente: Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas; Institutos Nacionales de la Salud; Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.

Página actualizada en marzo del 2019

Get this Publication

Cite este artículo

NIDA. (2019, marzo 1). Conducir bajo el efecto de drogas. Retrieved from https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/drugfacts/conducir-bajo-el-efecto-de-drogas

Para copiar, presione ctrl + c

Portal de información sobre la salud de los Institutos Nacionales de Salud

Family

Visite el nuevo portal de información de salud en español, creado por los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health—NIH). Este portal proporciona información fiable y gratuita sobre la salud, basada en investigaciones científicas . Aprenda más en http://salud.nih.gov/

National Drug & Alcohol Facts Week

Hechos sobre las Drogas y el AlcoholHerramientas para organizar un evento en la Semana Nacional: Hechos sobre las Drogas y el Alcohol