In English
NIDA

Opioides de prescripción médica

Actualizada en enero del 2018

Foto de píldoras recetadas desparramadas sobre un formulario de recetasFoto por ©iStock.com/Pictac

¿Qué son los opioides de prescripción médica?

Los opioides son una clase de drogas que se encuentran en forma natural en la planta de amapola o adormidera. Algunos de los opioides recetados por los médicos se elaboran directamente de la planta, mientras que otros se crean en laboratorios, donde los científicos utilizan la misma estructura química. Con frecuencia los opioides se usan como medicamento porque contienen sustancias químicas que relajan el cuerpo y pueden aliviar el dolor. Los opioides recetados se emplean mayormente en el tratamiento de dolores moderados o intensos, si bien algunos opioides se pueden usar para tratar la tos y la diarrea. Los opioides también pueden hacer que una persona se sienta muy relajada y eufórica ("high"), motivo por el cual a veces se consumen sin que exista una necesidad médica. Esto puede ser peligroso porque estas sustancias pueden ser muy adictivas y es común ver casos de sobredosis y muerte. La heroína es uno de los opioides más peligrosos del mundo y nunca se utiliza como medicina en los Estados Unidos.

Los nombres comunes de los opioides incluyen Oxy, Percs y Vikes.

¿Cuáles son los opioides que se recetan comúnmente?

  • hidrocodona (Vicodin®) oxicodona (OxyContin®, Percocet®)
  • oximorfona (Opana®)
  • morfina (Kadian®, Avinza®)
  • codeína
  • fentanilo

¿Cómo se abusa de los opioides recetados?

Por lo general, los opioides recetados que se usan como analgésicos son inocuos (no causan daño) cuando se toman por un período breve y según las indicaciones del médico, pero también es posible utilizarlos en forma indebida. Los opioides recetados se utilizan en forma indebida cuando:

  • el paciente toma el medicamento en forma o en dosis distintas a las indicadas
  • alguien toma el medicamento recetado para otra persona
  • alguien toma el medicamente sólo por el efecto que causa (para drogarse)

Es posible abusar de un opioide recetado ingiriendo el medicamento en su presentación común. A veces la gente tritura las pastillas o abre las cápsulas, disuelve el polvo en agua y se inyecta el líquido en una vena. Algunos también aspiran el polvo.

¿Qué efectos tienen en el cerebro los opioides recetados?

Los opioides se adhieren a los receptores opioides y los activan. Estos receptores están en varias zonas del cerebro, la médula espinal y otros órganos, especialmente los que participan en las sensaciones de placer y dolor. Cuando los opioides se adhieren a los receptores, bloquean las señales de dolor que el cerebro envía al cuerpo y liberan grandes cantidades de dopamina en todo el organismo. Esta liberación puede reforzar tremendamente el acto de consumir la droga, haciendo que el usuario quiera repetir la experiencia.

¿Cuáles son algunos posibles efectos de los opioides recetados en el cerebro y el cuerpo?

A corto plazo, los opioides pueden aliviar el dolor y hacer que la persona se sienta relajada y feliz. Sin embargo, también pueden tener efectos perjudiciales, entre ellos:

  • aletargamiento
  • confusión
  • náuseas
  • estreñimiento
  • euforia
  • respiración lenta

El abuso de los opioides puede hacer más lenta la respiración, lo que a su vez puede causar hipoxia, una afección que ocurre cuando el cerebro recibe muy poco oxígeno. La hipoxia puede tener efectos psicológicos y neurológicos a corto y a largo plazo que incluyen daño cerebral permanente, estado de coma y muerte.

Los investigadores también están estudiando los efectos a largo plazo que la adicción a los opioides tiene en el cerebro, incluida la determinación de si los daños que causa se pueden revertir.

¿Qué otros efectos tienen los medicamentos opioides sobre la salud?

Las personas de más edad tienen un mayor riesgo de abuso o uso indebido accidental porque por lo general toman varios medicamentos recetados y sufren de varias enfermedades crónicas, lo que aumenta el riesgo de interacción entre los distintos medicamentos y entre los medicamentos y las enfermedades. También tienen un metabolismo más lento, lo que afecta la descomposición de los fármacos.

Compartir los elementos que se utilizan para inyectar drogas y no poder pensar con claridad por los efectos de dichas drogas puede aumentar el riesgo de contraer enfermedades infecciosas como el VIH y de tener relaciones sexuales sin protección.

Los opioides recetados y la heroína

Los opioides recetados y la heroína son químicamente similares y pueden producir una euforia similar. En algunos lugares, la heroína es más barata y más fácil de obtener que los opioides recetados, por lo que algunas personas consumen heroína en vez de opioides recetados. Casi el 80% de los estadounidenses que consumen heroína (incluidas las personas que están en tratamiento) reportaron que antes habían abusado de los opioides recetados.1,2

Sin embargo, si bien el abuso de los opioides recetados es un factor de riesgo para comenzar a consumir heroína, solo una pequeña fracción de las personas que abusan de los analgésicos pasan a la heroína. Esto sugiere que el abuso de los opioides recetados es solo uno de los factores que llevan al consumo de heroína. Encontrará más información sobre este problema interrelacionado en nuestro Informe de la investigación sobre los opioides recetados y la heroína (en inglés).

¿Se pueden tomar opioides recetados durante el embarazo?

Si una mujer embarazada toma opioides recetados, es posible que el feto desarrolle dependencia y el bebé tenga síntomas de abstinencia después de nacer. Esto se llama síndrome de abstinencia neonatal y puede tratarse con medicamentos. El consumo durante el embarazo también puede causar un aborto espontáneo, o el bebé podría nacer con poco peso. Infórmese más en el el Informe de investigación sobre el consumo de drogas en las mujeres (en inglés).

Para una persona adicta a los opioides puede ser difícil dejar de consumirlos, pero las mujeres embarazadas que buscan tratamiento obtienen mejores resultados que quienes dejan de consumir opioides abruptamente. La metadona y la buprenorfina son el tratamiento de uso habitual para las mujeres embarazadas que tienen adicción a los opioides. El mantenimiento con metadona y buprenorfina combinado con la atención prenatal y un programa completo de tratamiento contra la droga pueden mejorar muchos de los efectos adversos asociados con una adicción a opioides que se deja sin tratar. Si una mujer es incapaz de dejar de consumir opioides antes de quedar embarazada, el tratamiento con metadona o buprenorfina durante el embarazo mejora las posibiliidades de que el bebé sea más sano al nacer.

En general, es importante vigilar de cerca a las mujeres que están tratando de dejar de consumir drogas durante el embrazo y brindarles el tratamiento que sea necesario.

Tolerancia vs. dependencia vs. adicción

El uso de opioides recetados por un período prolongado, aun cuando se tomen en la forma indicada por el médico, puede hacer que ciertas personas desarrollen tolerancia, lo cual significa que necesitan dosis más altas de la droga o tienen que consumirla con mayor frecuencia para lograr el efecto deseado.

La dependencia de la droga ocurre con el uso continuo, que hace que las neuronas se adapten de tal manera que solo funcionan normalmente en presencia de la droga. La ausencia de la droga causa varias reacciones psicológicas que van desde reacciones suaves, como en el caso de la cafeína, hasta reacciones que pueden poner en peligro la vida, como la heroína. Algunos pacientes con dolor crónico tienen dependencia de los opioides y necesitan ayuda médica para dejar de tomar la droga.

La adicción es una enfermedad crónica que se caracteriza por la búsqueda y el consmo compulsivo o incontrolable de la droga a pesar de las consecuencias perjudiciales que acarrea y los cambios duraderos que causa en el cerebro. Los cambios pueden dar lugar a comportamientos dañinos por parte de quien consume la droga, ya sea que se trate de un medicamento recetado o de una droga ilegal.

¿Es posible sufrir una sobredosis de opioides recetados?

Sí, una persona puede sufrir una sobredosis de opioides recetados. La sobredosis de opioides ocurre cuando la persona consume una cantidad suficiente de la droga como para producir síntomas que ponen en peligro su vida o le causan la muerte. Cuando una persona sufre una sobredosis de medicamentos opioides, su respiración se hace más lenta o se detiene. Esto puede reducir la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, lo que puede llevar a un estado de coma, causar daño permanente en el cerebro u ocasionar la muerte.

¿Cómo se trata una sobredosis de opioides?

Si sospecha que alguien ha sufrido una sobredosis, lo más importante es llamar al 911 para que la persona pueda recibir atención médica inmediata. Al llegar, el personal médico le administrará naloxona al paciente. La naloxona es un medicamento que puede servir para contrarrestar una sobredosis de opioides si se administra inmediatamente. Se adhiere con rapidez a los receptores opioides y bloquea los efectos de las drogas opioides. La naloxona está disponible como solución inyectable (con aguja), en forma de autoinyector manual (EVZIO®) y como vaporizador nasal (NARCAN® Nasal Spray).

En algunos estados se han aprobado leyes que permiten que los farmacéuticos vendan naloxona sin una receta personal. Eso permite que los familiares, amigos u otros miembros de la comunidad usen el autoinyector o el vaporizador nasal de naloxona para salvar a alguien que ha sufrido una sobredosis.

Infórmese más en nuestra página sobre la naloxona (en inglés).

¿El consumo de opioides recetados puede causar adicción?

Sí, el abuso repetido de los opioides recetados puede llevar a un trastorno por abuso de drogas, una enfermedad que puede variar entre leve y grave y puede ser temporaria o crónica. La adicción es la forma más grave del trastorno por abuso de drogas. Cuando el consumo continuo de una droga modifica el cerebro y crea problemas de salud y en el cumplimiento de las responsabilidades de la persona en la escuela, el trabajo o el hogar, se produce un trastorno por consumo de drogas.

Las personas adictas a un medicamento opioide que dejan de consumir la droga pueden experimentar síntomas graves de abstinencia que comienzan apenas unas pocas horas después de haber consumido la droga por última vez. Estos síntomas incluyen:

  • dolores en músculos y huesos
  • problemas para dormir
  • diarrea y vómitos
  • escalofríos con "piel de gallina"
  • movimientos incontrolables de las piernas
  • deseos intensos de consumir la droga

Estos síntomes pueden ser sumamente desagradables y son el motivo por el cual a muchas personas se les hace tan difícil dejar de consumir opioides. Se están desarrollando medicamentos para ayudar en el proceso de abstinencia, y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration, FDA) aprobó recientemente un dispositivo, el NSS-2 Bridge, que puede ayudar a aliviar esos síntomas. El NSS-2 Bridge es un pequeño electroestimulador nervioso que se coloca detrás de la oreja y se puede usar hasta cinco días durante la fase aguda de la abstinencia.

¿Qué tipos de tratamiento existen para las personas adictas a los opioides recetados?

Hay varios tratamientos eficaces para ayudar a quienes son adictos a los opioides recetados. Estos tratamientos incluyen medicamentos y terapias conductuales.

La buprenorfina y la metadona son dos medicamentos que se adhieren a los mismos receptores opioides del cerebro a los que se adhieren los opioides, reduciendo así los deseos intensos de consumir la droga y los síntomas de abstinencia. Otro medicamento es la naltrexona, que bloquea los receptores opioides y evita que las drogas opioides tengan efecto.

Las terapias conductuales para la adicción a los opioides recetados ayudan a las personas a modificar su actitud y comportamiento con relación al consumo de la droga, a aumentar la aptitud para llevar una vida sana y a continuar con otras formas de tratamiento, como la medicación. Algunos ejemplos incluyen la terapia cognitivo conductual, que ayuda a modificar las expectativas y el comportamiento del paciente con relación al consumo de la droga, y el control de los factores desencadenantes y el estrés. La terapia familiar multidimensional, desarrollada para adolescentes que tienen problemas de consumo de drogas, aborda una serie de influencias personales y familiares sobre las pautas de consumo de drogas que tiene el adolescente y su objetivo es mejorar su funcionamiento general. Estos métodos de tratamiento conductual han demostrado ser eficaces, especialmente cuando se los combina con medicamentos. Infórmese más sobre los tratamientos paa la drogadicción en nuestra publicación DrugFacts: Enfoques de tratamiento para la drogadicción.

Puntos para recordar

  • Los opioides recetados se emplean principalmente en el tratamiento de dolores moderados a intensos, si bien algunos opioides se pueden usar para tratar la tos y la diarrea.
  • Las personas abusan de los opioides recetados cuando los toman en forma distinta a la indicada, toman el medicamento de otra persona o lo toman para drogarse. Quien abusa de un opioide recetado puede ingerir, inhalar o inyectarse la droga.
  • Los opioides se adhieren a los receptores opioides y los activan. Estos receptores se encuentran en varias zonas del cerebro, la médula espinal y otros órganos, especialmente los que participan en las sensaciones de placer y dolor, y pueden renforzar tremendamente el acto de consumir la droga, haciendo que el usuario quiera repetir la experiencia.
  • Las personas que consumen opioides recetados pueden sentirse relajadas y felices, pero también pueden sentir aletargamiento o confusión y tener náuseas, estreñimiento y respiración lenta.
  • Los opioides recetados tienen efectos similares a los de la heroína. Si bien el uso indebido de los opioides recetados es un factor de riesgo para comenzar a consumir heroína, solo una pequeña fracción de las personas que abusan de los analgésicos opioides pasan a la heroína.
  • Es posible sufrir una sobredosis de opioides. La naloxona es un medicamento que puede servir para contrarrestar una sobredosis de opioides si se administra inmediatamente.
  • El consumo de opioides recetados, aun cuando se tomen de acuerdo con las indicaciones del médico, puede causar un trastorno por consumo de drogas, que en los casos más graves se convierte en adicción. Los síntomas de abstinencia incluyen dolores musculares y óseos, problemas para dormir, diarrea, vómitos y un deseo intenso de consumir la droga.
  • Hay varios tratamientos eficaces para ayudar a las personas que sufren un trastorno por consumo de opioides. Estos tratamientos incluyen medicamentos y terapias conductuales.

Infórmese más

For more information about opioid medications, see our:

Referencias

  1. Muhuri PK, Gfroerer JC, Davies MC. Associations of Nonmedical Pain Reliever Use and Initiation of Heroin Use in the United States. Rockville, MD: Substance Abuse and Mental Health Services Administration; 2013. http://archive.samhsa.gov/data/2k13/ DataReview/DR006/nonmedical-pain-reliever-use-2013.pdf. Accessed May 13, 2016.
  2. Jones CM. Heroin use and heroin use risk behaviors among nonmedical users of prescription opioid pain relievers - United States, 2002-2004 and 2008-2010. Drug Alcohol Depend. 2013;132(1-2):95-100. doi:10.1016/j.drugalcdep.2013.01.007.
Esta publicación está disponible para su uso y puede ser reproducida, en su totalidad, sin pedir autorización al NIDA. Se agradece la citación de la fuente, de la siguiente manera: Fuente: Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas; Institutos Nacionales de la Salud; Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.

Página actualizada en enero del 2018

Get this Publication

Cite este artículo

NIDA. (2018, enero 1). Opioides de prescripción médica. Retrieved from https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/drugfacts/opioides-de-prescripcion-medica

Para copiar, presione ctrl + c

Portal de información sobre la salud de los Institutos Nacionales de Salud

Family

Visite el nuevo portal de información de salud en español, creado por los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health—NIH). Este portal proporciona información fiable y gratuita sobre la salud, basada en investigaciones científicas . Aprenda más en http://salud.nih.gov/

National Drug & Alcohol Facts Week

Hechos sobre las Drogas y el AlcoholHerramientas para organizar un evento en la Semana Nacional: Hechos sobre las Drogas y el Alcohol