La marihuana – Reporte de investigación
¿El consumo de marihuana afecta la capacidad de conducir?

Imagen
Photo of someone driving a car
Photo by ©iStock.com/MadCircles

La marihuana disminuye marcadamente la capacidad de juicio, la coordinación motriz y el tiempo de reacción, y los estudios han identificado una relación directa entre la concentración de THC en la sangre y el deterioro de la capacidad para conducir.7–9 

La marihuana es la droga ilegal que se encuentra con mayor frecuencia en la sangre de conductores que tuvieron accidentes de automóvil, incluidos accidentes fatales.10 Dos extensos estudios europeos hallaron que los conductores con THC en la sangre tenían aproximadamente el doble de probabilidades de ser los culpables de un accidente fatal que los conductores que no habían consumido drogas o alcohol.11,12 Sin embargo, el rol de la marihuana en los accidentes automovilísticos a menudo no es claro, porque la droga puede detectarse en los líquidos corporales días e incluso semanas después del consumo y con frecuencia las personas la combinan con alcohol. Quienes protagonizan accidentes automovilísticos y tienen THC en la sangre—particularmente niveles altos—tienen entre tres y siete veces más probabilidades de ser responsables del accidente que los conductores que no han consumido drogas o alcohol. El riesgo asociado con combinar la marihuana con el alcohol parece ser mayor que el riesgo de cada una de las sustancias por separado.8

Varios metanálisis de múltiples estudios hallaron que el riesgo de tener un accidente aumentó considerablemente después del consumo de marihuana13—en unos pocos casos, el riesgo fue dos o más veces mayor—.14–16 Sin embargo, después de controlar los datos por la presencia de alcohol y la edad, el sexo y la raza del conductor, un amplio estudio de control de casos realizado por la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) no halló ningún aumento significativo del riesgo de accidente que pudiera atribuirse al cannabis.17