Abuso y adicción a la metanfetamina - Reporte de investigación
¿Qué alcance tiene el uso indebido de la metanfetamina en Estados Unidos?

Según datos de la Encuesta Nacional sobre el Consumo de Drogas y la Salud del 2017 (NSDUH), aproximadamente 1.6 millones de personas (el 0.6 % de la población) reportaron haber consumido metanfetamina el año anterior, y 774,000 (el 0.3%) dijeron haberlo hecho el mes anterior. En el 2016, la edad promedio de los nuevos consumidores de metanfetamina fue de 23.3 años.2

Se estima que 964,000 personas de 12 años o más (alrededor del 0.4% de la población) sufrían de un trastorno por consumo de metanfetamina en el 2017 (es decir, reportaron que, a consecuencia del consumo de la droga, sufrieron deterioros de significancia clínica, como problemas de salud, discapacidad e inhabilidad para cumplir con las responsabilidades del trabajo, la escuela o el hogar). Esta cantidad es sustancialmente mayor que las 684,000 personas que reportaron sufrir de un trastorno por consumo de metanfetamina en el 2016.

La encuesta Observando el Futuro (Monitoring the Future, MTF) del 2018 sobre el consumo de drogas entre los adolescentes y su actitud hacia ellas informó que alrededor del  0.5% de los estudiantes de los grados 8.o, 10.o y 12.o habían consumido metanfetamina en el transcurso del año anterior. El consumo de metanfetamina entre los adolescentes ha disminuido en forma marcada desde 1999,  año en que la droga se incorporó a la encuesta.3

El Conjunto de Datos sobre Episodios de Tratamiento (TEDS, Treatment Episode Data Set) brinda información sobre la cantidad de ingresos a centros de tratamiento para la drogadicción autorizados o certificados por organismos estatales que se ocupan del consumo de drogas. Según los datos de TEDS, los ingresos en todo el país para tratamiento por el uso indebido de metanfetamina disminuyeron de 68 por cada 100,000 personas en el 2005 a 49 por cada 100,000 personas en el 2015.39

Una salvedad importante con respecto a estas cifras nacionales es la medida en la que pueden esconder vulnerabilidades regionales. Si bien la metanfetamina se puede obtener en todo el país, la disponibilidad es mayor en las regiones Oeste y del Medio Oeste de Estados Unidos; más del 70% de las autoridades locales de la zona del Pacífico y la zona centro occidental reportan que la metanfetamina es el mayor problema de drogas en su área.41

El sistema National Drug Early Warning System (NDEWS) del NIDA, que realiza el seguimiento de las tendencias de drogas en sitios centinela en todo el país, halló que los ingresos a tratamiento en los que la metanfetamina era la sustancia principal de consumo fueron menos del 1% en sitios al este del río Mississippi, pero variaron entre el 12% y el 29% en sitios al oeste del Mississippi.41 En todo el país, las muertes por sobredosis en la categoría de drogas en la cual está incluida la metanfetamina aumentaron 7.5 veces entre los años 2007 y 2017. En el 2017, alrededor del 15% de todas las muertes por sobredosis ocurrieron en la categoría que incluye la metanfetamina, y el 50% de esas muertes también incluyeron un opioide.42 En ese mismo año, cinco de los doce sitios del sistema NDEWS reportaron aumentos en las muertes por sobredosis de metanfetamina: Washington, Colorado, Texas, Florida y Georgia.41

Imagen
Muertes por sobredosis de drogas a nivel nacional que involucran psicoestimulantes con potencial de abuso (incluida la metanfetamina), por participación de opioides. Número entre todas las edades, 1999-2017