Hechos sobre la marihuana para adolescentes
Algunas cosas para pensar

Imagen
Teen boy sitting against lockers thinking.

La adicción:

La gente fuma marihuana por muchas razones: para sentirse bien, para sentirse mejor, para sentirse distinta o para no desentonar. Cualquiera que sea el motivo, el consumo de drogas tiene sus consecuencias.

La marihuana puede ser adictiva. No todas las personas que consumen marihuana se vuelven adictas. Volverse drogadicto depende de muchos factores, entre ellos los genes de cada uno, la edad a la que se comienza a consumir la droga, la facilidad que existe para obtener la droga, la vida hogareña y familiar y los compañeros y pares, entre otros. El consumo frecuente de marihuana puede llevar a un trastorno por consumo de marihuana. La forma más grave de este trastorno es la adicción. Ser adicto significa que tienes problemas para controlar el consumo de la droga, aun cuando el drogarte hace que sucedan cosas malas. Alrededor del 11% de las personas que consumen marihuana en un año dado podrían ser drogadictas.2 Quienes comienzan a consumir marihuana antes de los 18 años tienen entre cuatro y siete veces más probabilidades que los adultos de desarrollar un problema con la droga.3

La conducción de vehículos:

La marihuana es peligrosa si vas a conducir.4 En general, los conductores adolescentes tienen menos experiencia que los conductores mayores y son más propensos a reaccionar en forma equivocada en situaciones de riesgo. Es más probable que conduzcan con imprudencia y a alta velocidad y que dejen menos espacio entre los vehículos. Cuando la inexperiencia se suma al consumo de marihuana, los resultados pueden ser peligrosos. Las investigaciones demuestran que la marihuana afecta la habilidad para conducir de manera segura, ya que afecta el juicio, la coordinación y el tiempo de reacción. Hace que sea difícil calcular las distancias y reaccionar a las señales y los sonidos de la calle. Como sucede con toda droga psicoactiva, conducir con las capacidades disminuidas puede causar accidentes de tráfico fatales.

Imagen
Photo of car set up with screens surrounding it to be used as a simulator

Para conocer más sobre la investigación sobre este tema, visita
https://www.drugabuse.gov/related-topics/drugged-driving.

La escuela:

La mayoría de los adolescentes no consume marihuana.

La marihuana está asociada con problemas en la escuela. Es una droga que embota la atención, la memoria y la capacidad de aprendizaje. Estos efectos pueden durar días y a veces hasta semanas, dependiendo de con qué frecuencia consumes marihuana. Comparados con los adolescentes que no se drogan, los estudiantes que consumen marihuana tienen mayor probabilidad de no terminar la escuela secundaria u obtener un título universitario.5 La marihuana también afecta la sincronización, el movimiento y la coordinación, lo que puede perjudicar el desempeño atlético

Enfermedades mentales:

El consumo de marihuana está asociado a una mayor probabilidad de padecer enfermedades mentales. Además de la adicción, el consumo de marihuana está relacionado con un mayor riesgo de esquizofrenia, depresión y ansiedad. No está claro si la marihuana causa efectivamente estos trastornos, pero la investigación demuestra que hay una conexión. La cantidad de droga que se consume, la edad a la que se consume por primera vez y los genes de la persona influyen en esa conexión.