In English
NIDA

DrugFacts: Enfoques de tratamiento para la drogadicción

Actualizada en julio del 2016

NOTA: Esta hoja informativa se trata de los resultados de las investigaciones de enfoques eficaces para el tratamiento del abuso de drogas y la drogadicción. Si usted está buscando tratamiento, llame a la línea de ayuda nacional de la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (Substance Abuse and Mental Health Services—SAMHSA) al 1-800-662-HELP (1-800-662-4357) o vaya a la página web www.findtreatment.samhsa.gov para información de líneas directas, servicios de consejeros u opciones de tratamientos en su estado.  

¿Qué es la drogadicción?

La drogadicción es una enfermedad crónica que se caracteriza por la búsqueda compulsiva e incontrolable de una droga, y su uso a pesar de las consecuencias adversas y cambios en el cerebro que pueden ser duraderos. Estos cambios en el cerebro pueden conducir a los comportamientos adversos que se ven en las personas que usan drogas. La drogadicción también es una enfermedad reincidente. Una recaída es el retorno al uso de la droga después de un intento de parar su consumo.

La silueta de un hombre parado en un túnel oscuro.©iStock/Evgeny Sergeev/

El camino a la drogadicción empieza con el acto voluntario de consumir drogas. Pero, con el correr del tiempo, la habilidad de una persona de dejar de consumir la droga se debilita. La búsqueda y el consumo de la droga se vuelven compulsiva. Esto es más que todo debido a los efectos de la exposición prolongada a la droga sobre la función cerebral. La adicción afecta regiones del cerebro que están involucradas con la gratificación y la motivación, el aprendizaje y la memoria y el control inhibitorio del comportamiento.

La adicción es una enfermedad que afecta el cerebro y la conducta.

¿Se puede tratar la drogadicción?

Sí, pero no es fácil. Como la adicción es una enfermedad crónica, las personas no pueden simplemente parar de usar las drogas por unos días y curarse. La mayoría de los pacientes necesitan cuidado repetido o a largo plazo para parar de consumir las drogas completamente y recuperar sus vidas.

El tratamiento para la adicción debe de ayudar a las personas hacer lo siguiente:

  • parar de consumir drogas
  • mantener un estado libre de drogas
  • ser productivo en la familia, en el trabajo y la sociedad

Principios de un tratamiento eficaz

Basados en investigaciones científicas desde mediados de los años 1970, los siguientes principios claves deben formar la base de cualquier programo de tratamiento eficaz:

  • La adicción es una enfermedad compleja pero tratable que afecta la función del cerebro y el comportamiento.
  • No existe un tratamiento único que sea efectivo para todas las personas.
  • Las personas tienen que tener acceso rápido al tratamiento.
  • El tratamiento eficaz atiende a todas las necesidades del paciente, no solamente su drogadicción.  
  • Es esencial permanecer en el tratamiento durante el tiempo adecuado.
  • Las formas de tratamiento más comunes son la consejería y otras terapias conductuales.
  • Un componente importante del tratamiento son los medicamentos, especialmente cuando se ofrecen en conjunto con terapias conductuales.
  • Los planes de tratamiento deben de ser revisados y modificados para que se ajusten a las necesidades cambiantes del paciente.
  • El tratamiento debe atacar otros posibles trastornos mentales.
  • La desintoxicación clínica solo es la primera etapa del tratamiento.
  • El tratamiento no tiene que ser voluntario para que sea eficaz.
  • El consumo de drogas durante el tratamiento debe de ser monitoreado continuamente.
  • Los programas de tratamiento deben incluir exámenes para el VIH/SIDA, hepatitis B y C, tuberculosis y otras enfermedades infecciosas y también educar a los pacientes acerca de los pasos que pueden tomar para reducir el riesgo de estas enfermedades.

¿Cómo se trata la drogadicción?

El tratamiento exitoso consiste de varios pasos:

  • desintoxicación (el proceso en el que el cuerpo se limpia de la droga)
  • consejería conductual
  • medicamentos (para la adicción a los opioides, el tabaco y el alcohol)
  • evaluación y tratamiento de trastornos mentales co-ocurrentes como la depresión y la ansiedad
  • monitoreo a largo plazo para prevenir una recaída

Varios enfoques de cuidado dentro de un programa de tratamiento personalizado con opciones para el monitoreo puede ser crucial para el éxito. El tratamiento debe de incluir servicios de salud física y mental según sea necesario. El cuidado de seguimiento puede incluir un sistema de recuperación basado en el soporte de la comunidad o familia.

¿Cómo se usan los medicamentos en el tratamiento de la drogadicción?

Los medicamentos se pueden utilizar para manejar los síntomas de abstinencia, prevenir una recaída y tratar las condiciones co-ocurrentes.

La abstinencia. Los medicamentos ayudan a suprimir los síntomas de abstinencia durante la desintoxicación. La desintoxicación no es un "tratamiento", pero es el primer pasó del proceso. Los pacientes que no reciben más tratamiento después de la desintoxicación usualmente retoman el consumo de drogas. Un estudio de centros de tratamiento encontró que los medicamentos fueron usados en casi el 80 por ciento de las desintoxicaciones (SAMHSA, 2014).

La prevención de la recaída. Los pacientes pueden usar medicamentos para que estos los ayuden a restablecer las funciones normales del cerebro y disminuir los antojos. Hay medicamentos para el tratamiento de la adicción a sustancias opioides (la heroína, los analgésicos prescritos), el tabaco (nicotina) y el alcohol. Los científicos están desarrollando otros medicamentos para tratar la adicción a los estimulantes (la cocaína, la metanfetamina) y el cannabis (la marihuana). Las personas que usan más de una droga, lo que es muy común, necesitan tratamiento para todas las sustancias que usan.

  • Las sustancias opioides: La metadona (Dolophine®, Methadose®), la buprenorfina (Suboxone®, Subutex®, Probuphine®) y la naltrexona (Vivitrol®) son usadas para el tratamiento de la adicción a los opioides. Los medicamentos actúan sobre los mismos receptores en el cerebro que la heroína y la morfina, la metadona y la buprenorfina reducen los síntomas de abstinencia y alivian los antojos. La naltrexona bloquea los efectos de los opioides en sus receptores cerebrales y solamente debe de ser usada en pacientes que ya han sido desintoxicados. Todos los medicamentos ayudan a los pacientes a reducir la búsqueda de la droga u otros comportamientos criminales, y los hacen más receptivos a los tratamientos conductuales.
  • El tabaco: Las terapias de reemplazo de la nicotina adoptan diferentes formas que se pueden obtener sin prescripción médica, incluyendo los parches, el spray, el chicle y las pastillas. La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (The U.S. Food and Drug Administration—FDA) ha aprobado dos medicamentos de prescripción para tratar la adicción a la nicotina: el bupropion (Zyban®) y la vareniclina (Chantix®). Estos medicamentos trabajan de forma diferente en el cerebro, pero ambos ayudan a prevenir la recaída en las personas que buscan dejar el tabaquismo. Los medicamentos son más efectivos cuando son combinados con terapias conductuales, como terapias individuales o de grupo, así como líneas directas de ayuda telefónica para dejar la nicotina.
  • El alcohol​: Existen tres medicamentos que han sido aprobados por la FDA para el tratamiento de la adicción al alcohol y un cuarto medicamento, el topiramato, ha demostrado resultados positivos en los estudios clínicos. Los tres medicamentos aprobados son los que siguen:
    • La naltrexona bloquea los receptores de opioides que participan en los efectos gratificantes del consumo del alcohol y en el deseo de beber. Reduce la recaída al abuso del alcohol y es muy eficaz en algunos pacientes. Las diferencias genéticas pueden afectar como el medicamento trabaja en algunos pacientes.
    • El acamprosato (Campral®) puede reducir los síntomas de la abstinencia prolongada, tales como el insomnio, la ansiedad, la intranquilidad y la disforia (sentimientos de infelicidad e incomodidad). Puede ser más eficaz en pacientes con adicción severa.
    • El disulfiram (Antabuse®) interfiere con la degradación del alcohol. El acetaldehído se acumula en el cuerpo, produciendo reacciones desagradables que incluyen rubor (calentura y rojez de la cara), náuseas y palpitaciones irregulares si el paciente consume alcohol. El cumplimiento (tomar la droga como esta prescrita) al tratamiento puede ser un problema, pero puede ayudar a los pacientes que están motivados a dejar de consumir alcohol.
  • Las condiciones co-ocurrentes: Existen otros medicamentos que están disponibles para tratar trastornos mentales, tal como la depresión y la ansiedad, que pueden contribuir a la adicción de las personas.
Gráfico de los componentes del tratamiento comprensivo para la drogadicción con un circulo interior y exterior. El circulo exterior lista servicios vocacional, servicios para la salud mental, servicios médicos, servicios educativos, servicios de VIH/SIDA, servicios legales y servicios de familia. El circulo interior lista evaluación, tratamiento basado en evidencia, monitoreo del consumo de sustancias, manejo de casos y clínico, programas de apoyo de la recuperación y cuidado continuo. El texto es los mejor tratamiento proveen una combinación de terapias y otros servicios que satisfacen las necesidades de cada paciente.

¿Cómo son usadas las terapias conductuales para el tratamiento de la drogadicción?

Las terapias conductuales ayudan a los pacientes a:

  • modificar sus actitudes y comportamientos relacionados con el abuso de las drogas
  • aumentar sus habilidades para llevar una vida más saludable
  • persistir con otras formas de tratamiento, tales como los medicamentos

Los pacientes pueden recibir tratamiento en diferentes lugares y con una variedad de enfoques.

Los tratamientos conductuales ambulatorios incluyen una gran variedad de programas para pacientes que visitan a un consejero de salud conductual a intervalos regulares. La mayoría de los programas incluyen consejería individual o de grupo o ambas para tratar el abuso de drogas. Estos programas típicamente ofrecen otras formas de tratamientos conductuales como:

  • la terapia cognitiva-conductual, que ayuda a los pacientes a reconocer, evitar y enfrentar aquellas situaciones en las que ellos tengan más probabilidad de abusar una droga
  • la terapia familiar multidimensional—desarrollada para adolescentes con problemas de abuso de drogas y también sus familias—la cual trata los diferentes factores que influencian los patrones de abuso de drogas y está diseñada para mejorar el funcionamiento familiar
  • las entrevistas motivacionales, las cuales aprovechan la disposición de las personas de cambiar su comportamiento y empezar un tratamiento
  • los incentivos para realzar la motivación (manejo de contingencias), los cuales usan el refuerzo positivo para fomentar la abstinencia de las drogas

El tratamiento es a veces intensivo al principio, donde los pacientes atienden múltiples sesiones ambulatorias cada semana. Después de completar el tratamiento intensivo, los pacientes hacen la transición a un tratamiento ambulatorio regular, durante el cual se reúnen menos frecuentemente y por menos horas a la semana para ayudar a apoyar la recuperación.

Los tratamientos de internación o residenciales también pueden ser muy eficaces, especialmente para las personas con problemas más graves (incluyendo trastornos co-ocurrentes). Los centros residenciales terapéuticos licenciados ofrecen un cuidado estructurado e intenso las 24 horas del día, el que incluye alojamiento seguro y atención médica. Los centros terapéuticas residenciales pueden usar una variedad de enfoques terapéuticos, los que están generalmente dirigidos a ayudar a los pacientes vivir una vida sin drogas y sin crimen después del tratamiento. Algunos ejemplos de tratamientos residenciales incluyen:

  • Las comunidades terapéuticas, son programas rigurosamente estructurados en los cuales los pacientes permanecen en una residencia, generalmente por 6 a 12 meses. La comunidad entera, incluyendo el personal profesional y los pacientes en recuperación, son los agentes clave de cambio, por influir en las actitudes, percepciones y comportamientos asociados con el consumo de drogas entre los pacientes. Lea más en ingles sobre comunidades terapéuticas en Therapeutic Communities Research Report en la página web www.drugabuse.gov/publications/research-reports/therapeutic-communities.
  • El tratamiento residencial de corto tiempo, generalmente se enfoca en la desintoxicación y en proveer preparación y asesoramiento inicial intensivo para el tratamiento en ambientes comunitarios.
  • El alojamiento de recuperación, el cual provee alojamiento supervisado y por corto tiempo para los pacientes, muchas veces después de haber recibido otros tipos de tratamientos de internación o residenciales. El alojamiento de recuperación puede ayudar a los pacientes a hacer la transición a una vida independiente—por ejemplo, al ayudarles a aprender a manejar las finanzas o buscar trabajo, también al conectarlos con servicios de soporte en la comunidad.

¿Es diferente el tratamiento que se ofrece a la población del sistema de justicia penal?

Las investigaciones científicas desde mediados de los años 1970 muestran que el tratamiento del abuso de drogas puede ayudar a muchos delincuentes que consumen drogas a cambiar su actitud, creencias y conductas con respecto al abuso de drogas; evitar recaídas; y alejarse exitosamente de una vida de crimen y abuso de drogas. Muchos de los principios del tratamiento de la drogadicción para las personas en el sistema de justicia penal son similar a los que se brindan a la población general. Sin embargo, muchos delincuentes no tienen acceso a los tipos de servicios que ellos necesitan. Un tratamiento de baja calidad o que no es adecuado a las necesidades de los delincuentes puede no ser eficaz en reducir el consumo de drogas y la conducta criminal.

Además de los principios generales de tratamiento, unas consideraciones específicas a los delincuentes incluyen las siguientes:

  • El tratamiento debe de incluir el desarrollo de habilidades cognitivas para ayudar a los delincuentes a ajustar las actitudes y creencias que los llevan al abuso de drogas y al crimen, como el sentimiento de que todo debe de ser a su manera o la incapacidad de entender las consecuencias de su comportamiento. Esto incluye la habilidad de pensar, entender, aprender y recordar.
  • Los planes de tratamiento deben incluir servicios personalizados dentro del marco de las instituciones de justicia penal y también durante la transición a un tratamiento dentro de la comunidad después de la reinserción social.
  • Es importante que haya una coordinación continua entre los proveedores de tratamiento y las cortes de justicia o con los oficiales encargados de administrar la libertad condicional, y que se enfoque en las necesidades complejas del delincuente que está reingresando a la sociedad.

Desafíos de reingresar

El abuso de drogas cambia la función del cerebro y muchas cosas pueden provocar los antojos de la droga en el cerebro. Es crítico para aquellos en tratamiento, especialmente aquellos tratados en instalaciones internas o cárceles, que aprendan como reconocer, evitar y enfrentar los antojos a los que ellos probablemente van a estar expuestos después del tratamiento.

¿Cuentas personas reciben tratamiento para la drogadicción?

De acuerdo a la encuesta del SAMHSA National Survey on Drug Use and Health, del 2014, 22.5 millones de personas (8.5 por ciento de la populación de los Estado Unidos) de 12 años de edad o mayores necesitaban tratamiento para problemas relacionados al consumo de drogas ilícitas* y alcohol. Solo 4.2 millones (18.5 por ciento de los que necesitaban tratamiento) recibieron tratamiento por el consumo de alguna sustancia en el 2014. De estos, aproximadamente 2.6 millones de personas recibieron tratamiento en programas de tratamiento especializados (CBHSQ, 2015). 

*El término "ilícito" se refiere al consumo de drogas ilegales, incluyendo la marihuana, de acuerdo con las leyes federales, y el uso inapropiado de medicamentos prescritos.

Puntos para recordar

  • La drogadicción puede ser tratada, pero no es simple. El tratamiento de la adicción debe ayudar a la persona a hacer lo siguiente:
    • parar el consumo de drogas
    • mantenerse en un estado libre de drogas
    • ser productivo en la familia, el trabajo y la sociedad
  • El tratamiento exitoso tiene varios pasos:
    • desintoxicación
    • consejería conductual
    • medicamentos (para la adicción a los opioides, el tabaco y el alcohol)
    • evaluación y tratamiento de cuestiones co-ocurrentes de la salud mentales como la depresión y la ansiedad
    • chequeos a largo plazo para prevenir una recaída
  • Los medicamentos se pueden usar para manejar síntomas de abstinencia, prevenir una recaída y el tratamiento de condiciones concurrentes.
  • Las terapias conductuales ayudan a los pacientes a:
    • modificar sus actitudes y conductas relacionadas al consumo de drogas
    • aumentar sus capacidades para llevar una vida saludable
    • persistir con otras formas de tratamiento, como los medicamentos
  • Las personas dentro el sistema de justicia penal pueden necesitar más servicios de tratamiento para tratar eficazmente el trastorno de consumo de drogas. Sin embargo, muchos delincuentes no tiene acceso a los tipos de servicios que ellos necesitan.

Para más información

Para más información sobre el tratamiento de la drogadicción, visite:

Para más información en ingles sobre el tratamiento de la drogadicción dentro del sistema de justicia penal, visite:

Para un guía de paso por paso para personas que piensan que ellos o alguien que quieren pueden necesitar tratamiento para la drogadicción, visite:

Referencias

Center for Behavioral Health Statistics and Quality (CBSHQ). 2014 National Survey on Drug Use and Health: Detailed Tables. Rockville, MD: Substance Abuse and Mental Health Services Administration; 2015.

Substance Abuse and Mental Health Services Administration (SAMHSA). National Survey of Substance Abuse Treatment Services (N-SSATS): 2013. Data on Substance Abuse Treatment Facilities. Rockville, MD: Substance Abuse and Mental Health Services Administration; 2014. HHS Publication No. (SMA) 14-489. BHSIS Series S-73

Esta publicación está disponible para su uso y puede ser reproducida, en su totalidad, sin pedir autorización al NIDA.   Se agradece la citación de la fuente, de la siguiente manera:

Fuente: Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas; Institutos Nacionales de la Salud; Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.

Página actualizada en julio del 2016

Get this Publication

Cite este artículo

Cita estilo la Asociación Americana de Psicología (APA)

National Institute on Drug Abuse. Enfoques de tratamiento para la drogadicción Obtenido de https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/drugfacts/enfoques-de-tratamiento-para-la-drogadiccion

Para copiar, presione ctrl + c

Portal de información sobre la salud de los Institutos Nacionales de Salud

Family

Visite el nuevo portal de información de salud en español, creado por los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health—NIH). Este portal proporciona información fiable y gratuita sobre la salud, basada en investigaciones científicas . Aprenda más en http://salud.nih.gov/

Serie de publicaciones del NIDA

Take the IQ Challenge en Español!