Chequeo familiar: La crianza positiva previene el abuso de las drogas
Supervisión

La supervisión es la parte central de un trabajo parental eficaz durante la infancia. Cuando los jóvenes empiezan a pasar cada vez más tiempo fuera del hogar, es difícil vigilar su comportamiento y saber dónde están. La supervisión ayuda a los padres a reconocer cuándo está surgiendo algún problema, a promover la seguridad y a continuar participando en forma activa.

Las 4 "C" de la supervisión pueden ayudar con esta dificil tarea 

Imagen
A father helping his daughter with homework
Photo by @iStock.com/Kerkez

Claridad en las reglas. Tenga unas pocas reglas no negociables sobre el comportamiento de su hijo y expóngalas con claridad. Por ejemplo:

  • Déjame el número de teléfono de todos los lugares adonde vas a ir.
  • Necesito 24 horas de aviso para pasar la noche en la casa de algún amigo o para ir a una fiesta, un baile o cualquier otro evento especial (esto le da tiempo a usted para informarse sobre el evento).
  • No puede venir nadie a la casa cuando yo no estoy.

Comunicación. Mantenga una comunicación regular con otros padres y maestros. Esto le permite:

  • continuar participando en las actividades de su hijo;
  • aprovechar recursos para hacer frente a los problemas y forjar una fuerte red de seguridad para su hijo;
  • estar informado sobre personas o lugares peligrosos.

Control. Esto le hace saber a su hijo que usted se preocupa por su seguridad y que las reglas son importantes. A algunos de nosotros esto nos resulta difícil porque queremos confiar en nuestros hijos y ellos pueden resistirse.

  • Cuando su hijo le dé el número de teléfono de un amigo, llame a ese número y hable con los padres.
  • Conozca a todos los padres de los amigos de sus hijos para cerciorarse de que las situaciones nuevas son seguras y están supervisadas.
  • Haga averiguaciones sobre las fiestas o eventos especiales en los que quiere participar su hijo para cerciorarse de que habrá supervisión de adultos responsables.

Consejos adicionales

  • Mantenga una participación activa.
  • Dedique tiempo a escuchar a su hijo.
  • Sepa quiénes son los amigos de su hijo y vea cómo interactúa con ellos y con otras personas.
  • Hable con los padres de los amigos de su hijo.

Constancia. La supervisión es más eficaz cuando los padres establecen límites claros y dan seguimiento a las consecuencias por mal comportamiento. Además, debe ser constante con sus felicitaciones e incentivos cuando se cumplen las reglas.

¿Cómo puedo supervisar cuando no estoy en casa? 

  • Conozca los horarios de su hijo.
  • Llame a su hijo a distintas horas.
  • Pídale a su hijo que le avise a usted o a otro cuidador cuando llegue a casa.
  • Pídale a su hijo que le avise cuando llegue a su destino.
  • Sorprenda a su hijo con una visita o llamada inesperada.
  • Manténgase en comunicación con los adultos que interactúan con su hijo.

Videos con ejemplos (en inglés)