Con la ayuda de NIDA, las empresas emergentes traducen la ciencia de las adicciones en nuevas tecnologías

Los programas de investigación en innovación para pequeñas empresas (SBIR) y de transferencia de tecnología para pequeñas empresas (STTR) del gobierno federal ayudan a las pequeñas empresas a crear nuevas tecnologías basadas en estudios científicos sólidos y a llevarlas al mercado. En los últimos años, la Oficina de Iniciativas Traslacionales e Innovaciones de Programas (OTIPI) del NIDA ha utilizado estos y otros mecanismos de financiamiento para ayudar a las empresas emergentes de biotecnología a desarrollar tecnologías increíblemente innovadoras que traducen la ciencia de la adicción en productos de consumo y de atención médica. Estas herramientas brindan o apoyan el tratamiento psicosocial y basado en medicamentos, ayudan a las personas a mantener la recuperación de los trastornos por uso de sustancias (TUS) e incluso facilitan la prevención.

Imagen
mano sosteniendo un teléfono

Solo el 20 por ciento de los casi 20 millones de personas con TUS en los Estados Unidos reciben tratamiento, una "brecha de tratamiento" que la tecnología está ayudando a cerrar. Frustrada por las dificultades de encontrar camas para los pacientes a los que estaba dando el alta de su centro de emergencias, la médica de cuidados intensivos de Baltimore, la Dra. Nishi Rawat, desarrolló una herramienta de derivación basada en la nube llamada OpenBeds (enlace externo), y en 2015, el NIDA se acercó a ella para ampliar su herramienta para tratar las necesidades de los pacientes con adicción y otros problemas de salud comporta mental. OpenBeds ahora facilita la remisión de pacientes a instalaciones de tratamiento de adicciones residenciales, hospitalarias o ambulatorias y actualmente está siendo utilizado por varios gobiernos estatales y sistemas hospitalarios.

El NIDA también ha ayudado a las pequeñas empresas a desarrollar herramientas que ponen el tratamiento psicosocial basado en evidencia para los TUS directamente en manos de cualquier persona con un teléfono inteligente. Por ejemplo, RESET y RESET-O (enlace externo) son aplicaciones que fueron desarrolladas por PEAR Therapeutics utilizando investigaciones de la red de ensayos clínicos (CTN) del NIDA. Ofrecen terapia cognitivo-conductual (TCC) y manejo de contingencias (es decir, refuerzo) a personas con TUS no opioides (reSET) y OUD (reSET-O), y son las primeras aplicaciones médicas móviles, "medicamentos digitales", en recibir la aprobación de la FDA para el tratamiento de la adicción. Ahora se está utilizando una subvención NIDA SBIR para hacer que estas aplicaciones sean más accesibles convirtiéndolas en un juego. Y Woebot Labs (enlace externo) es una startup fundada por psicólogos investigadores en Stanford que han desarrollado un chatbot de salud mental para teléfonos inteligentes que utiliza inteligencia artificial (IA) y procesamiento del lenguaje para brindar TCC a personas con ansiedad y depresión. Con una subvención del NIDA SBIR, actualmente están estudiando su efectividad en personas con TUS.

Las aplicaciones para teléfonos inteligentes también pueden ampliar el alcance y la accesibilidad del tratamiento con medicamentos para OUD y facilitar la administración de medicamentos. El apoyo del NIDA ayudó a un grupo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins a seguir avanzando en la plataforma para teléfonos inteligentes que habían desarrollado para ayudar a los trabajadores de la salud que tratan a pacientes con VIH en Uganda y aplicarla al tratamiento de OUD. Su herramienta, emocha Mobile Health (enlace externo), mejora el rendimiento de la buprenorfina permitiéndole al proveedor observar al paciente tomar cada dosis, realizar un seguimiento de los efectos secundarios y brindar apoyo, todo a través de un teléfono inteligente. Y, con ayuda de un contrato NIDA SBIR, una startup llamada WorkIt Health (enlace externo) está haciendo que los medicamentos para OUD sean más accesibles ofreciendo terapia en línea y tanto buprenorfina como naltrexona a través de telesalud. Los usuarios de Michigan y California ahora pueden visitar un médico una sola vez para recibir su prescripción de buprenorfina o naltrexona y, posteriormente, recibir la prescripción de medicamentos de forma remota a través de un teléfono inteligente.

Se ha demostrado que las vibraciones suaves y aleatorias reducen la irritabilidad y mejoran la función cardiorrespiratoria en los recién nacidos, por lo que una empresa llamada Prapela (enlace externo) desarrolló una almohadilla para moisés de hospital llamada Prapela SVS que aplica este principio para ayudar a los bebés que nacen dependientes de opioides. La compañía ahora está utilizando una subvención del NIDA para obtener la aprobación de la FDA. Si tiene éxito, será el primer dispositivo médico en obtener la aprobación de la FDA para el tratamiento del síndrome de abstinencia neonatal.

El financiamiento del NIDA para pequeñas empresas también está ayudando a las empresas emergentes a desarrollar tecnologías para prevenir sobredosis. En febrero pasado, una empresa llamada Sound Life Sciences (enlace externo) fue una de las ganadores del desafío anual del NIDA: “$100,000 para iniciar una empresa emergente de trastornos por uso de sustancias (SUD)”. La empresa utilizó este premio y el asesoramiento empresarial de la OTIPI para ayudar a fortalecer la propuesta de negocios y construir una startup en torno a una aplicación novedosa "al mejor estilo de Batman" que convierte el teléfono inteligente de un usuario en un monitor respiratorio portátil capaz de detectar los cambios en la respiración característicos de una sobredosis. Si se detecta una sobredosis, sonará una alarma, proporcionará instrucciones y convocará a los servicios de emergencia a la ubicación del usuario.

Las subvenciones y contratos del NIDA para pequeñas empresas también han ayudado a las empresas emergentes a desarrollar tecnologías para ayudar a las personas en recuperación. Sober Grid (enlace externo) es una aplicación que conecta a los pacientes con otras personas en recuperación y con sus mentores para ayudarlos a mantenerse libres de drogas. Y We the Village, Inc. (enlace externo) utiliza telesalud y una red de apoyo social para brindar un modelo de atención basado en el refuerzo comunitario y la capacitación familiar (CRAFT).

Prevención

Dado que la raíz de la actual crisis de opioides se encuentra en la dependencia médica excesiva de analgésicos opioides adictivos y el desvío de estas poderosas drogas para uso ilícito, la tecnología tiene un papel a desempeñar en la prevención, al reducir la oferta y la demanda de opioides. Una empresa llamada Invistics (enlace externo) ha utilizado una serie de subvenciones NIDA SBIR para aplicar su software de seguimiento de inventario al desafío de monitorear sustancias controladas en hospitales utilizando inteligencia artificial para detectar el robo o desvío de opioides. Y una empresa llamada S-3 Research (enlace externo), otro ganador del desafío "Inicie una Startup" del NIDA, utilizó nuestro premio y coaching empresarial para desarrollar una herramienta que utiliza big data y vigilancia social para detectar y reportar ventas ilícitas en línea de sustancias controladas.

Para reducir el uso de opioides, también necesitamos desarrollar formas adicionales efectivas y seguras para tratar el dolor. Un enfoque no farmacológico prometedor utiliza la realidad virtual (RV), cuya investigación ha demostrado que es una alternativa eficaz a los opioides para aliviar el dolor e incluso que es tan eficaz como la anestesia en algunas cirugías menores. El financiamiento del NIDA ayudó a una empresa llamada applicationVR a crear contenido empírico para los visores de realidad virtual Oculus, disponibles comercialmente, que brindan un entorno de inmersión y distracción para pacientes con dolor agudo o crónico y para quienes están ansiosos ante un procedimiento médico. La compañía ha creado el concepto de “farmacia virtual” y espera que su contenido sobre el dolor sea el primer producto de realidad virtual en obtener la aprobación de la FDA para el tratamiento del dolor.

También existe la necesidad de encontrar mejores formas de evaluar el dolor que las escalas subjetivas de calificación del dolor que se utilizan actualmente en los consultorios médicos. Con la ayuda del NIDA, una compañía llamada PainQx (enlace externo) desarrolló una herramienta fácil de usar basada en EEG que usa IA para medir objetivamente el nivel de dolor de un paciente y ayudar a los médicos a escoger el curso correcto de tratamiento para el dolor.

Las soluciones científicas a la adicción requieren innovaciones tecnológicas que puedan ofrecer dichas soluciones de forma efectiva, asequible, personalizada y sostenible. A menudo, quienes están en condiciones de crear este tipo de tecnologías ni siquiera tienen una noción de su potencial para ayudar con los problemas de adicción. Es aquí donde está el valor de los programas de desarrollo de productos y traslación del NIDA. Como dice la directora de la OTIPI, Elena Koustova, “lo que hace que nuestro programa sea tan exitoso es que conocemos las necesidades y los problemas y adaptamos las tecnologías a su abordaje. El punto es que no estamos solamente ofreciéndoles financiamiento, sino que estamos exponiéndolos a oportunidades de nuestro mercado desatendido. Sin el NIDA, y no me refiero solo al dinero del NIDA, muchas de estas empresas exitosas en la actualidad no existirían”.

Estoy muy orgulloso de que el apoyo del NIDA a las pequeñas empresas pioneras y las empresas emergentes esté haciendo que la prevención y el cuidado de las personas con adicciones sean más accesibles, en algunos casos aprovechando los dispositivos que muchas personas ya llevan consigo y usan a diario. Parece que no hay límites para lo que el ingenio puede alcanzar en el ámbito de los productos biomédicos, cuando la ciencia sólida se asocia con el espíritu empresarial biotecnológico en un área de necesidad.

Más información sobre los programas SBIR/STTR del NIDA.

Dra. Nora Volkow, directora

Aquí destaco la importante labor que está llevando a cabo el NIDA y otras novedades relacionadas con la ciencia detrás del consumo de drogas y la adicción.

Reciba el blog de Nora por correo electrónico