Los NIH se asocian con la comunidad dental para ayudar a frenar la crisis de opioides

Imagen
Reparaciones dentales
Source: pixabay.com/rgerber, CC0

Reducir la dependencia de la atención médica a los analgésicos opioides potencialmente adictivos ha sido uno de los pilares de los esfuerzos federales para revertir la crisis de los opioides. Entre los mayores prescriptores de opioides se encuentran los dentistas, ya que muchos procedimientos dentales como extracciones y otros tipos de cirugía oral producen dolor agudo que requiere tratamiento en los días posteriores. Pero la profesión dental ha logrado un progreso significativo en la reducción de la prescripción de opioides. Hace dos décadas, cuando la crisis de los opioides recién comenzaba, los dentistas representaban el 15.5 por ciento de todas las recetas de opioides de liberación inmediata; en 2012, solo representaban el 6.4 por ciento de esas recetas. Aún así, aquellos en las profesiones de la salud bucal pueden desempeñar un papel clave para mejorar aún más el tratamiento del dolor agudo y hacerlo más seguro.

En marzo de este año, la Asociación Dental Americana (ADA) publicó una nueva política sobre opioides (enlace externo), que respalda los límites de dosis y duración de las recetas de opioides y la educación continua obligatoria sobre su uso, así como la recomendación de que los dentistas hagan uso de sus programas regionales de monitoreo de medicamentos recetados (PDMP). Esta política es un paso importante para proteger a los pacientes y sus familias de los daños potenciales de los opioides. Después de una reunión entre representantes del NIDA, el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial (NIDCR) y la ADA, la directora del NIDCR, Martha Somerman, y yo escribimos un editorial (enlace externo) en la edición de este mes del Journal of the American Dental Association sobre cómo una colaboración científica entre los NIH y los profesionales de la salud bucal puede continuar aliviando la epidemia de sobredosis de opioides.

Un mayor conocimiento de las prácticas de prescripción de opioides entre los dentistas, así como entre los médicos de emergencias, en relación con el tratamiento del dolor dental agudo es una prioridad de investigación importante. Si bien los dentistas han reducido la prescripción de opioides, estudios recientes sugieren que no ocurre lo mismo con los proveedores de servicios de emergencias cuando los pacientes tienen dolor de dientes. Un estudio de beneficiarios de Medicaid (enlace externo) mostró que los médicos en la sala de emergencias prescribían opioides para el dolor dental cinco veces más a menudo que los dentistas en sus propios consultorios, y las enfermeras practicantes en la sala de emergencias prescribían opioides tres veces más a menudo. Comprender las formas en que se recetan opioides y las decisiones que subyacen a la prescripción de opioides puede formar nuevas pautas y políticas clínicas para reducir los riesgos del uso indebido de opioides. El NIDCR también está financiando la investigación sobre la "eliminación de la implementación" de prácticas de prescripción comunes que no están respaldadas por pruebas o que pueden ser perjudiciales.

Los dentistas pueden desempeñar un papel particularmente importante en pueblos pequeños y áreas rurales, donde la crisis de opioides ha tenido un impacto particularmente devastador. Además de reducir la prescripción de opioides, los dentistas en estos entornos pueden aprender a detectar el uso indebido de opioides y los trastornos por uso de opioides y remitir a los pacientes a tratamiento. Con este fin, la NIDCR planea financiar estudios de investigación de intervenciones en comunidades rurales.

Esta primavera, los NIH anunciaron su Iniciativa de asistencia para terminar con la adicción a largo plazo (HEAL), que posee, entre otras prioridades, invertir fondos en investigación para mejorar el tratamiento del dolor y una mejor educación de los profesionales de la salud en la ciencia del dolor y la adicción. La asociación con la ADA complementará estos esfuerzos. El portal NIDAMED del NIDA incluye enlaces para proveedores a pautas clínicas y otros recursos, incluyendo la nueva política de opioides de la ADA.

Las asociaciones entre investigadores y profesionales son cada vez más importantes a medida que nos enfrentamos a crisis de la magnitud de la actual epidemia de sobredosis de opioides. Los médicos deben guiarse por la ciencia más actualizada en su toma de decisiones, y las experiencias de los médicos pueden aportar a la investigación científica al mismo tiempo. La asociación de los NIH con la ADA puede servir como modelo para asociaciones con otras profesiones clínicas en el futuro.

Dra. Nora Volkow, directora

Aquí destaco la importante labor que está llevando a cabo el NIDA y otras novedades relacionadas con la ciencia detrás del consumo de drogas y la adicción.

Reciba el blog de Nora por correo electrónico