Un estudio de los NIH con un millón de participantes podría aportar importantes conocimientos sobre la adicción y el dolor

Imagen
Material promocional 'Todos nosotros' para el estudio de los NIH.

Estamos al borde de una nueva era en la medicina, una que realmente trata a cada paciente individualmente y como un participante activo de su propio cuidado. Las nuevas capacidades analíticas y de recopilación de datos posibilitan los tipos de estudios a gran escala y a largo plazo necesarios para investigar los factores genéticos, ambientales y de estilo de vida que propician las enfermedades. El conocimiento detallado sobre prevención y tratamiento está creando una forma de medicina verdaderamente individualizada y de precisión, cuyos beneficios ya son sorprendentes en áreas como el tratamiento del cáncer.

El fin de semana pasado, la Iniciativa de Medicina de Precisión de los NIH lanzó Todos Nosotros, un estudio a gran escala que recopilará datos de un millón de estadounidenses en todos los espectros demográficos, regionales y de salud/enfermedad. El estudio utilizará registros de salud electrónicos para rastrear la salud y la atención médica recibida por los participantes durante una década o más, incorporando encuestas, muestras de sangre y orina e incluso datos de rastreadores de actividad física u otros dispositivos portátiles. Por el momento, el reclutamiento se limita a mayores de 18 años, pero futuras etapas también incluirán a los menores de edad. Los datos serán de acceso abierto para investigadores y, por supuesto, anónimos.

El estudio Todos Nosotros beneficiará a la ciencia de la adicción de muchas maneras, por ejemplo, aportando datos valiosos sobre la influencia y los trastornos causados por el consumo de sustancias en diversas afecciones médicas. Es probable que la información sobre el uso de alcohol, tabaco, opioides y posiblemente otras sustancias se recoja en los expedientes clínicos electrónicos utilizados para este estudio, y las encuestas también recopilarán información relacionada con el estilo de vida, incluyendo el uso y abuso de sustancias. La recopilación de estos registros y datos de encuestas a lo largo del tiempo proporcionará información importante sobre cómo las formas comunes de uso de sustancias afectan los resultados del tratamiento para una variedad de enfermedades comunes: enfermedades cardíacas, cánceres, etc. También podría proporcionar información valiosa sobre los factores de riesgo genéticos para el uso de sustancias y los trastornos por uso de sustancias, así como predictores de la capacidad de respuesta al tratamiento con diferentes medicamentos. Los vínculos entre el uso de sustancias, los trastornos por uso de sustancias y otros problemas psiquiátricos como la depresión y el suicidio también se pueden explorar con una muestra tan grande.

Los factores que afectan el dolor y su tratamiento también son directamente relevantes para la adicción, especialmente en el contexto de la actual crisis de opioides. Todos Nosotros podría proporcionar datos valiosos sobre las variaciones demográficas en la prescripción del dolor, indicándonos a cuáles grupos (etnias, edades, géneros) se les recetan opiáceos en comparación con otros medicamentos o tratamientos no farmacológicos, e informar a los investigadores cómo estos tratamientos afectan la vida de los pacientes. Este conjunto de datos ayudará a responder preguntas sobre el papel que pueden desempeñar los tratamientos con opiáceos en la transición del dolor agudo al crónico, por ejemplo, y qué papel juega el tratamiento con opiáceos en el desarrollo de trastornos por uso de opioides u otros trastornos por uso de sustancias. También nos ayudará a comprender qué otros factores, como la salud mental u otras comorbilidades, afectan las trayectorias asociadas con el dolor.

Al igual que el estudio ABCD (enlace externo) actualmente en curso para estudiar el desarrollo del cerebro de los adolescentes, el estudio Todos Nosotros es deliberadamente abierto. Se entiende que el rápido avance de la tecnología nos dará la capacidad no solo de responder a nuevas preguntas, sino también de formular preguntas que actualmente ni siquiera están en la mira de los investigadores. En consecuencia, Todos Nosotros se ha diseñado para permitir que el ingenio de la comunidad de investigación explore cómo se puede utilizar este conjunto de datos y diseñar nuevas formas de hacer que responda a las preguntas específicas que son investigadas.

Las personas interesadas en formar parte de este ambicioso estudio pueden obtener más información e incluso registrarse para participar en línea (enlace externo). La directora de Programas científicos de Todos Nosotros, Joni Rutter, quien anteriormente fue directora de la División de Neurociencias Clínicas e Investigación Conductual del NIDA, señala que el alcance del estudio está diseñado para involucrar a personas de todos los ámbitos de la vida, incluyendo los grupos que han sido subrepresentados en las investigaciones biomédicas pasadas: "La diversidad de los participantes, en conjunto con la diversidad geográfica, la diversidad de los tipos de datos, no tiene precedentes y será la base de una empresa nacional sólida para la investigación de la medicina de precisión". (ver video a continuación).

Obtenga más información sobre el Estudio Todos Nosotros en el sitio web de los NIH

Dra. Nora Volkow, directora

Aquí destaco la importante labor que está llevando a cabo el NIDA y otras novedades relacionadas con la ciencia detrás del consumo de drogas y la adicción.

Reciba el blog de Nora por correo electrónico