In English
NIDA

La heroina: Abuso y addición

¿Qué son los análogos de opioides y qué peligros traen?

El análogo de una droga es un compuesto químico similar a esa droga en cuanto a sus efectos, pero un poco diferente en su estructura química. Algunos análogos son producidos por compañías farmacéuticas para usos médicos legítimos. Otros análogos, a veces conocidos como “drogas de diseño”, pueden ser producidos en laboratorios ilegales y a menudo son más peligrosos y potentes que la droga original. Dos de los análogos de opioides más comúnmente conocidos son el fentanil y la meperidina (que se vende bajo el nombre de marca Demerol).

El fentanil fue introducido en 1968 por una compañía farmacéutica belga como un narcótico sintético para uso como analgésico en procedimientos quirúrgicos por sus efectos mínimos sobre el corazón. El fentanil es particularmente peligroso porque es 50 veces más potente que la heroína y puede rápidamente parar la respiración. Esto no es un problema durante procedimientos quirúrgicos porque se utilizan máquinas para ayudar a los pacientes a respirar. En la calle, sin embargo, se han encontrado a los usuarios muertos con la aguja con que se inyectaron la droga todavía en el brazo.

Página actualizada en octubre del 2005

Serie de reportes de investigación

Esta serie de reportes, dirigida al público en general, los legisladores, los grupos educativos y los profesionales de la salud, explica la ciencia detrás de los resultados de la investigación.  La serie informa sobre los resultados de las investigaciones de interés nacional.

Toma el reto nacional sobre el coeficiente intelectual (CI) sobre las drogas