In English
NIDA

Principios de tratamientos para la drogadicción: Una guía basada en las investigaciones

Prólogo

La drogadicción es una enfermedad compleja, caracterizada por el deseo vehemente, la búsqueda y el consumo compulsivo y en ocasiones incontrolable de drogas, que persisten a pesar de las consecuencias extremadamente negativas.

Muchas personas no se dan cuenta de que la adicción es una enfermedad del cerebro. Si bien el camino a la drogadicción comienza con el acto de consumir la droga, con el tiempo la habilidad de la persona para poder tomar la decisión de no consumirla queda comprometida, y la búsqueda y el consumo de la droga se vuelven compulsivos. Esta conducta es en gran parte el resultado de los efectos que tiene la exposición prolongada a la droga en el funcionamiento del cerebro. La adicción afecta diversos circuitos del cerebro, entre ellos, los relacionados con la gratificación y la motivación, el aprendizaje y la memoria, y el control sobre las inhibiciones que afectan el comportamiento. Algunas personas son más vulnerables que otras a volverse adictas, según su estructura genética, edad de exposición inicial a las drogas, otras influencias ambientales y la interacción de todos estos factores.

A menudo la adicción implica no solamente la necesidad compulsiva de consumir la droga, sino también consecuencias que conllevan grandes repercusiones. Por ejemplo, el abuso de drogas y la adicción aumentan el riesgo de desarrollar muchas otras enfermedades mentales y físicas asociadas a una manera de vivir marcada por el abuso de drogas o los efectos tóxicos de las mismas. Asimismo, hay comportamientos disfuncionales muy diversos que pueden derivarse del abuso de drogas e interferir con el desempeño normal del adicto en la familia, el trabajo y la sociedad en general.

Como el abuso de drogas tiene tantas dimensiones y altera tantos aspectos de la vida de la persona, el tratamiento no es sencillo. Los programas de tratamiento eficaces suelen incorporar muchos componentes, cada uno dirigido a un aspecto particular de la enfermedad y sus consecuencias. El tratamiento para la adicción debe ayudar al toxicómano a dejar de usar las drogas, a mantener un estilo de vida libre de las mismas y a lograr un funcionamiento productivo en la familia, el trabajo y la sociedad. Puesto que la adicción es una enfermedad, los usuarios simplemente no pueden dejar de consumir drogas por unos días y curarse. La mayoría de los pacientes requieren cuidados a largo plazo o ciclos repetidos de tratamiento para lograr la meta final de abstinencia sostenida y recuperación de sus vidas.

La investigación científica y la práctica clínica han demostrado el valor de continuar los cuidados en el tratamiento de la adicción, con una variedad de enfoques que han sido probados e integrados en entornos residenciales y comunitarios. Al mirar hacia el futuro, aprovecharemos los resultados de nuevas investigaciones sobre la influencia de la genética y el medio ambiente en el funcionamiento y expresión de los genes (la epigénesis), los cuales vaticinan el desarrollo de tratamientos personalizados. Estos hallazgos se integrarán a la evidencia actual en que se basan los tratamientos eficaces para el abuso de drogas y la adicción y su aplicación, los cuales se abordan en esta guía.

Esta actualización de la publicación Principios de Tratamientos para la Drogadicción del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas tiene por finalidad abordar el tema de la adicción a una amplia gama de drogas, entre las que se encuentran la nicotina, el alcohol, las drogas ilícitas y los medicamentos de prescripción. Está concebida para servir de recurso para los profesionales de la salud, familiares y otras personas interesadas que buscan resolver los innumerables problemas que afrontan los pacientes que requieren tratamiento para el abuso de drogas o la adicción.

Nora D. Volkow, M.D.
Directora
Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas

Página actualizada en julio del 2010