In English
NIDA

Principios de tratamientos para la drogadicción: Una guía basada en las investigaciones

¿Existen tratamientos para las personas adictas a los medicamentos de prescripción?

El uso de medicamentos de prescripción para fines no médicos aumentó dramáticamente en la década de los noventa y se mantiene en niveles altos. En el 2007, aproximadamente 7 millones de personas de 12 años de edad o mayores reportaron el uso con fines no médicos de algún medicamento de prescripción. Los medicamentos que se abusan con más frecuencia son los analgésicos narcóticos (es decir, las sustancias opioides: 5.2 millones de personas), los estimulantes (p. ej., el metilfenidato y la anfetamina: 1.2 millones) y los depresores del sistema nervioso central (p. ej., las benzodiacepinas: 2.1 millones). Al igual que muchas drogas ilícitas, estos medicamentos alteran la actividad cerebral y pueden provocar muchas consecuencias adversas, entre ellas, la adicción. Por ejemplo, los analgésicos opioides, como la hidrocodona (Vicodina) o la oxicodona (OxyContin), pueden presentar riesgos para la salud semejantes a los de las sustancias opioides ilícitas (p. ej., la heroína) dependiendo de la dosis, la vía de administración, la combinación con otras drogas y otros factores. Como resultado de esto, el aumento en el uso no médico ha estado acompañado de un incremento en las visitas a las salas de emergencia, envenenamiento accidental y admisiones para recibir tratamiento para la adicción. Los tratamientos para los medicamentos de prescripción tienden a parecerse a aquellos empleados para las drogas ilícitas que afectan los mismos sistemas cerebrales. Así, se usa la buprenorfina para tratar la adicción a los analgésicos opioides, y las terapias de la conducta pueden ser eficaces para la adicción a estimulantes o a depresores del sistema nervioso central (para la cual aún no existen medicamentos).

Página actualizada en julio del 2010

Principios de tratamientos para la drogadicción: Una guía basada en las investigaciones