In English
NIDA

Los medicamentos de prescripción: Abuso y adicción

Tratamiento para la adicción a los medicamentos de prescripción

Muchos años de investigación han demostrado que la adicción a cualquier droga (ya sea lícita, ilícita o medicamento de prescripción) es una enfermedad del cerebro que puede ser tratada eficazmente. El tratamiento debe tener en cuenta el tipo de fármaco utilizado y las necesidades individuales del consumidor. Para que el tratamiento sea exitoso puede ser necesario incorporar varios componentes, incluyendo la desintoxicación, la consejería y a veces el uso de medicamentos contra la adicción (farmacoterapia). Puede ser necesario intentar varios ciclos de tratamiento para que el paciente se recupere por completo.

Un grupo de personas de diferentes edades están sentadas en círculo.

Las dos categorías principales de tratamiento para la drogadicción son la conductual y la farmacológica. Los tratamientos conductuales ayudan a los pacientes a dejar su toxicomanía enseñándoles estrategias para funcionar sin las drogas, controlar el deseo por las drogas, evitar las drogas y las situaciones que podrían llevar al consumo de las mismas, y manejar una recaída si ocurriese. Cuando son administrados eficazmente, los tratamientos conductuales, tales como la consejería individual, en grupo o familiar, el manejo de contingencias y las terapias cognitivo conductuales, también pueden ayudar a los pacientes a mejorar sus relaciones personales y su capacidad para desempeñarse en el trabajo y en la comunidad.

Aunque un enfoque conductual o farmacológico por sí solo puede ser suficiente para el tratamiento de algunos pacientes, la investigación muestra que un enfoque combinado puede ser mejor.

Algunas adicciones se pueden tratar con medicamentos, como la adicción a los opioides. Estos tratamientos farmacológicos combaten los efectos de la droga sobre el cerebro y el comportamiento, y se pueden utilizar para aliviar los síntomas del síndrome de abstinencia, ayudar a superar la ansiedad por consumir la droga o tratar una sobredosis. Aunque un enfoque conductual o farmacológico por sí solo puede ser suficiente para el tratamiento de algunos pacientes, la investigación muestra que un enfoque combinado puede ser mejor.

Página actualizada en diciembre del 2012