In English
NIDA

Los medicamentos de prescripción: Abuso y adicción

Tratamiento del dolor crónico y la adicción

Una mujer se presiona detrás del cuello con las manos.

Desde hace mucho tiempo, los profesionales de la salud han luchado para descifrar cuál es la mejor forma de tratar a los pacientes que sufren de dolor crónico, que en los Estados Unidos son alrededor de 116 millones. Su dilema se debe a los riesgos potenciales involucrados con el tratamiento a largo plazo, tales como el desarrollo de tolerancia a los fármacos (y la necesidad de que se tenga que aumentar la dosis), la hiperalgesia (aumento de la sensibilidad al dolor) y la adicción. Incluso los propios pacientes pueden ser reacios a tomar un medicamento opioide recetado para ellos, por temor a convertirse en adictos. Las cálculos del porcentaje de pacientes con dolor crónico que son adictos a estos medicamentos de prescripción varían ampliamente, yendo de alrededor del 3 al 40 por ciento. Esta variabilidad es el resultado de las diferencias en la duración del tratamiento, falta de investigación sobre los resultados a largo plazo y la diferencia en las poblaciones estudiadas, y las medidas utilizadas para evaluar el abuso o la adicción.

Para mitigar el riesgo a la adicción, los médicos deben evaluar a los pacientes para ver cuáles son sus factores de riesgo potenciales, incluyendo su historia personal o familiar de abuso de drogas o de enfermedad mental. También es esencial darles seguimiento a los pacientes para detectar si hay señales de abuso. Sin embargo, algunos indicadores pueden significar varias cosas, lo que hace difícil una evaluación precisa. Por ejemplo, si el paciente pide que se le vuelva a llenar la receta de analgésicos de prescripción antes de tiempo o muy a menudo, puede significar que su enfermedad está avanzando, que ha desarrollado tolerancia al fármaco o que está comenzando a tener un problema de adicción.

Una de las prioridades en la salud pública es el desarrollo de analgésicos eficaces que no causen adicción. El asunto se vuelve aún más urgente debido a que se tiene una población creciente de personas mayores y un número creciente de militares heridos. Los investigadores están estudiando medicamentos alternos que puedan aliviar el dolor, pero que tengan menos potencial de ser abusados. Se necesitan más investigaciones para comprender mejor el manejo eficaz del dolor crónico, incluyendo la identificación de los factores que predisponen a algunos pacientes a la adicción y el desarrollo de medidas para prevenir el abuso.

Página actualizada en diciembre del 2012