In English
NIDA

Marihuana: Hechos que los padres deben saber

Carta a los padres

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (National Institute on Drug Abuse—NIDA), se complace en ofrecer estos dos folletos para informar a padres e hijos acerca de los hechos científicos sobre la marihuana: (1) Marihuana: Hechos que los padres deben saber y (2) Hechos sobre la marihuana para adolescentes. Aunque es mejor hablar sobre las drogas cuando los hijos son jóvenes—ya que a menudo es en esta etapa cuando comienzan a consumirlas—nunca es demasiado tarde para tener esta conversación.

La marihuana sigue siendo la sustancia ilegal que más se consume entre los jóvenes. Para el momento en que se gradúen de la escuela secundaria, cerca del 46 por ciento de los adolescentes estadounidenses habrá probado la marihuana al menos una vez en su vida. Aunque el consumo entre los adolescentes se redujo drásticamente en la década pasada (a una prevalencia de alrededor del 12.4 por ciento, para el consumo durante el mes anterior a la encuesta, en el año 2007), el consumo de marihuana por parte de los adolescentes está de nuevo en alza. En el 2013, casi el 23 por ciento de los estudiantes de último año de secundaria eran consumidores de marihuana, y el 6.5 por ciento consumía marihuana a diario. La encuesta anual Estudio de Observación del Futuro (Monitoring the Future—MTF), la cual se ha usado desde 1975 para hacer un seguimiento de las actitudes y el consumo de drogas entre los adolescentes, muestra que el uso de la marihuana a través del tiempo está directamente relacionado con que tan segura los adolescentes piensan que es esta droga. En la actualidad, la cantidad de adolescentes que piensan que quienes consumen marihuana corren riesgo de causarse daño está disminuyendo. Esto es así a pesar de la creciente evidencia científica de que el consumo crónico o empedernido de marihuana durante la adolescencia puede reducir de forma permanente el coeficiente intelectual de una persona e interferir con otros aspectos de su funcionamiento y bienestar.

Los resultados de la encuesta muestran que todavía tenemos un largo camino por recorrer en nuestros esfuerzos para prevenir el consumo de marihuana y evitar el daño que esta puede causar en la vida de una persona joven. El NIDA reconoce que los padres desempeñan un papel importante en este esfuerzo y que pueden influir fuertemente en las actitudes y el comportamiento de sus hijos. Sin embargo, hablar sobre el tema de la marihuana se ha vuelto cada vez más difícil, en parte debido a los mensajes contradictorios que se transmiten mediante la aprobación de leyes de marihuana medicinal y la legalización de la marihuana en algunos estados. Además, es posible que muchos de los padres de quienes hoy en día son adolescentes hayan consumido marihuana cuando eran más jóvenes, lo que podría dificultar el hablar abiertamente y establecer reglas definitivas sobre su consumo.

Hablar con nuestros hijos sobre el consumo de drogas no siempre es fácil, pero es crucial. También puede participar en su comunidad y buscar programas de prevención de abuso de drogas en los que usted y su hijo pueden participar juntos. A veces, empezar la conversación es la parte más difícil. Espero que estos folletos sean de ayuda.

Dra Nora D. Volkow
Directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas

Página actualizada en marzo del 2014