In English
NIDA

DrugFacts: Tendencias nacionales

Actualizada en junio del 2013

La Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud (NSDUH, por sus siglas en inglés), que realiza anualmente la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés), es una fuente importante de información sobre el consumo, abuso y dependencia de las drogas ilícitas y otras sustancias entre las personas en los Estados Unidos de 12 años de edad y mayores. A continuación se presentan datos y estadísticas sobre el consumo de estas sustancias en los Estados Unidos en el 2011, el año más reciente para el cual se han analizado los datos de la NSDUH.

Consumo de cualquier droga ilícita

El consumo de drogas ilícitas en los Estados Unidos ha venido incrementándose. Se calcula que en el 2011, unos 22.5 millones de personas en los Estados Unidos de 12 años de edad o mayores usaron alguna droga ilícita o abusaron de medicamentos psicoterapéuticos (como analgésicos, estimulantes o tranquilizantes) en el mes anterior a la encuesta. Esto equivale al 8.7 por ciento de la población, mientras que en el 2002, el porcentaje fue del 8.3 por ciento. El incremento refleja principalmente un aumento reciente en el consumo de la marihuana, la droga ilícita que se consume con más frecuencia.

Uso de drogas por americanos de 12 años o mayores hasta el año 2010. Números en millones. Drogas ilícitas, 22.5, Marihuana: 18.1, Medicamentos psicoterapéuticos: 6.1, Cocaína: 1.4, Alucinógenos: 1.0, Inhalantes: 0.6, Heroína: 0.3.

El consumo de la marihuana se ha incrementado desde el 2007. En el 2011, había 18.1 millones de usuarios actuales (que habían consumido la droga en el mes anterior a la encuesta), es decir, cerca del 7.0 por ciento de las personas de 12 años de edad o mayores, comparado con 14.4 millones (el 5.8 por ciento) en el 2007.

La gráfica muestra que el porcentaje de usuarios de drogas se ha mantenido estable durante la última década con un aumento notable pero ligero en el uso de drogas ilícitas y la marihuana en los últimos 5 años.

El consumo de la mayoría de drogas aparte de la marihuana no ha cambiado apreciablemente en la última década o ha disminuido. Con relación a los medicamentos psicoterapéuticos que requieren receta médica, en el 2011, unas 6.1 millones de personas de 12 años de edad o mayores en los Estados Unidos (el 2.4 por ciento de la población) hicieron uso no médico de los mismos en el mes anterior a la encuesta (esto significa que los consumieron sin tener una receta de un médico o de una manera o con fin diferente para el cual fueron recetados). Esta cifra es menor a la del 2010. Además, 972,000 personas en los Estados Unidos (el 0.4 por ciento de la población) habían consumido alucinógenos (una categoría que incluye éxtasis y LSD) en el mes anterior a la encuesta, una disminución en comparación con el 2010.

El consumo de la cocaína ha disminuido en los últimos años. La cantidad de usuarios actuales de 12 años de edad o mayores se redujo de 2.4 millones en el 2006 a 1.4 millones en el 2011. El consumo de la metanfetamina también ha disminuido, de 731,000 personas que reportaron haber usado la droga en el mes anterior a la encuesta en el 2006 a 439,000 en el 2011.

La mayoría de las personas consumen drogas por primera vez en la adolescencia. En el 2011, hubo un poco más de 3.0 millones de usuarios nuevos de drogas ilícitas (que consumieron la droga por primera vez), o unos 8,400 usuarios nuevos por día. La mitad (el 51 por ciento) de éstos eran menores de 18 años de edad.

Más de la mitad de los usuarios nuevos de drogas ilícitas comienzan consumiendo marihuana. En segundo lugar están los analgésicos (medicamentos para aliviar el dolor) que requieren una receta médica, seguidos por los inhalantes (que son más comunes entre los adolescentes más jóvenes).

La gráfica muestra que de los 3.0 millones de usuarios nuevos de drogas ilícitas, la marihuana es la droga que más se consume con un 67.5%. Otras sustancias incluyen analgésicos de prescripción con un 14.0%, inhalantes con un 7.5%, tranquilizantes con un 4.2%, alucinógenos con un 2.8%, estimulantes con un 2.6%, sedantes con un 1.2%, la cocaína 0.2%, y la heroína con un 0.1%.

El mayor consumo de drogas se da entre las personas en sus últimos años de adolescencia hasta los veintitantos años. En el 2011, el 23.8 por ciento de las personas entre 18 y 20 años de edad reportaron haber consumido alguna droga ilícita durante el mes anterior a la encuesta.

La gráfica muestra que entre los grupos de edad, el consumo de drogas es mayor en los jóvenes de 18 a 20 años, y que el consumo de drogas ha aumentado ligeramente en casi todos los grupos de edad encuestados entre 2010 y 2011.

El consumo de drogas está incrementando entre las personas que tienen de 50 a 60 años de edad. Esto se debe en parte al envejecimiento de la generación nacida después de la Segunda Guerra Mundial (“baby boomers”), cuya tasa de consumo de drogas ilícitas ha sido históricamente más alta que la de las personas de su edad en años anteriores.

La gráfica muestra que el consumo en general está aumentando en las personas que tienen entre cincuenta y sesenta años.

Alcohol

El consumo de alcohol entre las personas menores de la edad legal para consumirlo (de 12 a 20 años) ha disminuido. Entre el 2002 y el 2011, el consumo actual de alcohol por este grupo de edad disminuyó del 28.8 al 25.1 por ciento, el consumo de cantidades excesivas de alcohol de una sola vez (“binge drinking”) disminuyó del 19.3 al 15.8 por ciento y la tasa de consumo fuerte de alcohol disminuyó del 6.2 al 4.4 por ciento.

El consumo fuerte de alcohol y el consumo de cantidades excesivas de alcohol de una sola vez es más prevalente en los hombres que en las mujeres. En el 2011, el 30.0 por ciento de los hombres de 12 años de edad o mayores y el 13.9 por ciento de las mujeres reportaron haber tomado cantidades excesivas de alcohol de una sola vez (cinco o más bebidas en una misma ocasión) durante el mes anterior a la encuesta; el 9.1 por ciento de los hombres y el 2.6 por ciento de las mujeres informaron un consumo fuerte de alcohol (consumo de cantidades excesivas de alcohol de una sola vez en cinco ocasiones diferentes durante el mes anterior a la encuesta).

El conducir bajo la influencia del alcohol también ha disminuido ligeramente. En el 2011, se calculó que 28.6 millones de personas, o el 11.1 por ciento de las personas de 12 años de edad o mayores, habían conducido un vehículo bajo la influencia del alcohol por lo menos una vez durante el año anterior a la encuesta, comparado con el 14.2 por ciento en el 2002. Aun cuando esta disminución es alentadora, cualquier conducción de un vehículo bajo la influencia del alcohol sigue siendo causa de preocupación.

Para información adicional sobre el uso de drogas ilícitas en los adolescentes, vea el DrugFacts: Tendencias de los estudiantes de la secundaria y otros jóvenes.

Tabaco

Hay menos personas en los Estados Unidos que fuman. Se calcula que en el 2011, 56.8 millones de personas en los Estados Unidos de 12 años de edad o mayores, lo que equivale al 22 por ciento de la población, eran fumadores actuales de cigarrillos, es decir, que habían fumado en el mes anterior a la encuesta. Esto refleja una tendencia a la baja continua pero lenta desde el 2002, cuando la tasa era del 26 por ciento.

El hábito de fumar entre los adolescentes está disminuyendo rápidamente. La tasa de consumo del cigarrillo durante el mes anterior a la encuesta entre las personas de 12 a 17 años de edad disminuyó del 13 por ciento en el 2002 al 7.8 por ciento en el 2011.

La gráfica muestra que, entre los adolescentes, ha habido una rápida disminución en el hábito de fumar durante la última década.

Dependencia/abuso y tratamiento

Las tasas de dependencia o abuso del alcohol disminuyeron del 2002 al 2011. En el 2011, 16.7 millones de personas en los Estados Unidos (el 6.5 por ciento de la población) dependían del alcohol o tenían problemas relacionados con el consumo de alcohol (abuso). Esta cifra muestra una disminución de los 18.1 millones (el 7.7 por ciento) en el 2002.

Después del alcohol, la marihuana tiene la tasa más alta de dependencia o abuso entre todas las drogas. En el 2011, 4.2 millones de personas en los Estados Unidos reunieron el criterio clínico de dependencia o abuso de la marihuana durante el año anterior a la encuesta, más del doble de la cifra de dependencia/abuso de los analgésicos (1.8 millones) y cuatro veces la cifra de dependencia/abuso de la cocaína (821,000).

La gráfica muestra que, aparte del alcohol, la marihuana tiene la tasa más alta de abuso o dependencia entre los americanos. A esta droga le siguen los analgésicos de prescripción, la cocaína, la heroína, los tranquilizantes, los alucinógenos, los estimulantes, los inhalantes y los sedantes.

En este país continúa habiendo una gran "brecha en el tratamiento”. Se calcula que en el 2011 unos 21.6 millones de personas en los Estados Unidos (el 8.4 por ciento de la población) necesitaron tratamiento para un problema relacionado con las drogas o el alcohol, pero apenas unas 2.3 millones de personas (menos del 1 por ciento de la población) lo recibieron en un centro especializado.

Para más información

Los resultados completos en inglés de la NSDUH se encuentran en: www.samhsa.gov/data/NSDUH/2k11Results/NSDUHresults2011.htm.

Acerca de esta encuesta

La Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés) realiza la NSDUH todos los años. Los que respondieron a la encuesta reportaron si habían usado o no sustancias específicas alguna vez en su vida (uso en la vida), en el año anterior a la encuesta o en el mes anterior a la encuesta. En general, se considera que el uso en el año anterior y el uso en el mes anterior son los mejores indicadores del uso real; el uso en el mes anterior también se conoce como “uso actual”. Unas 67,500 personas respondieron a la encuesta en el 2011.

 

Página actualizada en junio del 2013

DrugFacts