In English
NIDA

DrugFacts: Los inhalantes

Actualizada en octubre del 2012

Definición

Si bien hay otras sustancias de abuso que se pueden inhalar, el término “inhalantes” se utiliza exclusivamente para describir aquellas sustancias que rara vez o nunca se consumen por una vía diferente, entre ellas, los disolventes, aerosoles, gases y nitritos (vea más abajo una lista de ejemplos).

Muchos de los productos que se encuentran fácilmente en el hogar o en el lugar de trabajo, tales como pinturas en aerosol, marcadores, pegamentos y líquidos de limpieza, contienen sustancias volátiles que tienen propiedades psicoactivas (que alteran la mente) cuando se inhalan. Las personas no suelen pensar en estos productos como drogas, ya que nunca fueron diseñados para ese fin. Sin embargo, a veces se abusa de estos productos como si fueran drogas. Los niños y los adolescentes son quienes más abusan de estos productos (aunque no exclusivamente), y los inhalantes son la única clase de sustancias que se abusan más por adolescentes menores que por adolescentes mayores.

Estudiantes de la secundaria que informaron haber usado inhalantes alguna vez en la vida. Fuente: Universidad de Michigan, Estudio de Observación del Futuro del 2011. Los datos de la encuesta se pueden obtener en: www.drugabuse.gov

¿Cómo se abusan los inhalantes?

Las personas que abusan de estas sustancias las inhalan por la nariz o la boca de diferentes maneras (lo que se conoce como “huffing”). Por ejemplo, pueden inhalar o aspirar los vapores de un envase (como de una botella de pegamento o de un marcador), pueden rociar los aerosoles directamente en la nariz o en la boca (como los limpiadores de computadora), o pueden colocarse dentro de la boca un trapo que ha sido impregnado con una sustancia química. También pueden aspirar o inhalar los vapores de un globo o de una bolsa de plástico o de papel.

Ya que la euforia que producen los inhalantes dura apenas unos minutos, es común que el usuario trate de prolongarla inhalando repetidamente a lo largo de varias horas.

Las personas tienden a abusar de diferentes productos de inhalantes a diferentes edades. Los usuarios nuevos de 12 a 15 años de edad por lo general abusan de los pegamentos, el betún para zapatos, las pinturas pulverizadas, la gasolina y el líquido para los encendedores. Los usuarios nuevos de 16 a 17 años abusan con más frecuencia del óxido nitroso o los aerosoles o dispensadores de crema batida (“whippets”). Entre los adultos, es más común que se abuse de un tipo de inhalantes llamados nitritos (como los nitritos amílicos conocidos como “reventadores” o “poppers”).

¿Cómo afectan los inhalantes al cerebro?

Con excepción de los nitritos, los inhalantes que más se abusan deprimen el sistema nervioso central de una manera parecida al alcohol. Los efectos son similares e incluyen dificultad para hablar, falta de coordinación, euforia y mareo. Las personas que abusan de los inhalantes también pueden experimentar aturdimiento, alucinaciones y delirios. Cuando se inhala repetidamente, muchos usuarios se sienten menos inhibidos y con menos control. Algunos pueden sentirse somnolientos por varias horas y experimentar dolor de cabeza persistente.

A diferencia de otros tipos de inhalantes, los nitritos aumentan el placer sexual al dilatar y relajar los vasos sanguíneos.

Aunque no es muy común, la adicción a los inhalantes puede ocurrir con el abuso repetido.

¿Qué otros efectos adversos a la salud tienen los inhalantes?

Las sustancias químicas que se encuentran en los diferentes tipos de productos inhalados pueden producir una variedad de efectos diversos a corto plazo, como náusea y vómito, así como consecuencias más graves a largo plazo. Éstas pueden incluir daño al hígado y los riñones, pérdida de la audición o daño a la médula ósea. Los efectos también pueden incluir pérdida de la coordinación y espasmos en las extremidades debido al daño en la mielina (una capa protectora de algunas fibras nerviosas que les ayuda a trasmitir los mensajes en el cerebro y en el sistema nervioso periférico). Los inhalantes también pueden causar daño cerebral al cortar el flujo de oxígeno al cerebro.

Los inhalantes pueden incluso ser mortales. La aspiración de cantidades altamente concentradas de las sustancias químicas que se encuentran en los disolventes o aerosoles puede provocar insuficiencia cardiaca a los pocos minutos. Este síndrome, conocido como “muerte súbita por inhalación”, puede resultar de una sola sesión de uso de inhalantes por parte de un joven en condiciones saludables. Las concentraciones altas de inhalantes también pueden causar muerte por asfixia, especialmente cuando se inhalan de una bolsa de plástico o de papel o en un área cerrada. Aun cuando los productos volátiles o aerosoles se usan para propósitos legítimos como pintar o limpiar, es aconsejable hacerlo en un cuarto con buena ventilación o al aire libre.

Los nitritos son una clase especial de inhalantes que se abusan para mejorar el placer y el rendimiento sexual. Pueden estar asociados con prácticas sexuales riesgosas que pueden aumentar el riesgo de contraer o trasmitir enfermedades infecciosas como el VIH/SIDA y la hepatitis.

Los productos que se abusan como inhalantes

Los disolventes volátiles, que son líquidos que se vaporizan a temperatura ambiente:

  • Productos industriales o caseros, incluyendo los disolventes de pinturas, quitagrasas, líquidos para lavado en seco, gasolina y líquidos para los encendedores.
  • Disolventes para usos artísticos o en la oficina, incluyendo los líquidos correctores, líquidos de los marcadores con punta de fieltro, productos para la limpieza de contactos electrónicos y pegamentos.

Los aerosoles, que son un tipo de spray que contienen propulsores y disolventes:

  • Propulsores de aerosoles caseros como aquellos que se encuentran en las pinturas pulverizadas, productos para el cabello, desodorantes, protectores de telas, productos para la limpieza de computadoras y los rociadores de aceite vegetal.

Los gases, que se encuentran en productos caseros o comerciales y también se utilizan como anestésicos médicos:

  • Gases usados en productos caseros o comerciales, entre ellos, los gases en los encendedores de butano y los tanques de propano, los aerosoles o dispensadores de crema batida (“whippets”) y los gases refrigerantes.
  • Gases anestésicos de uso médico, scomo el éter, el cloroformo, el halotano y el óxido nitroso (“gas hilarante”).

Los nitritos, que se usan principalmente para intensificar el placer sexual:

  • Los nitritos orgánicos o alifáticos alifáticos son sustancias volátiles e incluyen el nitrito ciclohexílico, el butílico y el amílico. Se conocen comúnmente como “reventadores” o “poppers.” El nitrito amílico todavía se usa para ciertos procedimientos de diagnóstico médico. Los nitritos orgánicos frecuentemente se comercializan para uso ilícito en pequeñas botellas cafés con la designación de “limpiadores de videos” (“video head cleaner“), “desodorante ambiental“(“room odorizer”), “limpiador de cuero“ (“leather cleaner”) o “aroma líquida“ (“liquid aroma”).

Para más información

Para más información sobre los inhalantes y su abuso, visite: http://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/serie-de-reportes/abuso-de-inhalantes.

Página actualizada en octubre del 2012

Get this Publication

Cite este artículo

Cita estilo la Asociación Americana de Psicología (APA)

National Institute on Drug Abuse. Los inhalantes Obtenido de http://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/drugfacts/los-inhalantes

Para copiar, presione ctrl + c

Toma el reto nacional sobre el coeficiente intelectual (CI) sobre las drogas