In English
NIDA

DrugFacts: Los esteroides anabólicos

Actualizada en octubre del 2012

"Esteroides anabólicos" es el nombre familiar para las variantes sintéticas de la testosterona, la hormona sexual masculina. El término correcto para estos compuestos es esteroides anabólico-androgénicos (EAA o AAS, por sus siglas en inglés). El término “anabólico” se refiere al crecimiento muscular que esas sustancias promueven, mientras que “androgénico” se refiere al aumento en las características sexuales masculinas.

Los esteroides anabólicos se pueden recetar legalmente para el tratamiento de afecciones médicas que resulten por deficiencia de la hormona esteroide, como cuando hay un retraso en la pubertad. También se recetan para tratar enfermedades que resultan en la pérdida de la masa muscular magra, como el cáncer o el SIDA. Sin embargo, algunos atletas, fisicoculturistas y otras personas abusan de estas drogas en un intento por mejorar su rendimiento o su apariencia física.

¿Cómo se abusan los esteroides anabólicos?

Los esteroides anabólicos se toman por vía oral o se inyectan en los músculos; otros se aplican a la piel en forma de crema o gel. Las dosis que toman las personas que abusan de ellos pueden ser entre 10 a 100 veces más que las dosis que se recetan para tratar afecciones médicas.

Por lo general, los esteroides se toman de manera intermitente en lugar de continuamente, para evitar así los efectos secundarios no deseados y darle al sistema hormonal la oportunidad de que se recupere periódicamente. El uso continuo de esteroides puede reducir la capacidad de respuesta del cuerpo a estas drogas (tolerancia) así como hacer que el cuerpo deje de producir su propia testosterona. Se cree que al interrumpir el uso de esteroides se pueden corregir estos problemas. Por lo tanto, el “uso cíclico" se refiere a un patrón de uso de esteroides en el que se toman esteroides por periodos de semanas o meses, después de lo cual se deja de utilizarlos por un periodo de tiempo y luego se vuelve a usarlos.

Además, los usuarios a menudo también mezclan varios tipos diferentes de esteroides o incorporan otros suplementos esteroídicos y no esteroídicos en un intento de maximizar su eficacia, una práctica que se conoce como “amontonamiento”.

¿Los esteroides son adictivos?

A pesar de que los esteroides anabólicos no causan la misma euforia que otras drogas, los esteroides pueden llevar a la adicción. Hay estudios que han demostrado que los animales se autoadministrarán esteroides cuando se les da la oportunidad, tal como lo hacen con otras drogas adictivas. Las personas pueden seguir abusando de los esteroides a pesar de los problemas físicos y los efectos negativos que pueden tener en sus relaciones sociales, lo que refleja el potencial adictivo de estas drogas. Además, las personas que consumen esteroides suelen gastar una gran cantidad de tiempo y de dinero obteniendo estas drogas, lo cual es otra indicación de su poder adictivo.

Las personas que abusan de los esteroides pueden experimentar síntomas del síndrome de abstinencia cuando dejan de tomarlos, incluyendo cambios de humor, fatiga, inquietud, pérdida de apetito, insomnio, disminución del deseo sexual, y un antojo vehemente por los esteroides, todo lo cual puede contribuir a que continúen abusando de estas drogas. Uno de los síntomas más peligrosos del síndrome de abstinencia es la depresión que, cuando es persistente, puede llevar a intentos de suicidio. Las investigaciones han demostrado que algunas personas que abusan de los esteroides recurren a otras drogas como los opioides para contrarrestar los efectos negativos de los esteroides.

¿Cómo afectan los esteroides anabólicos al cerebro?

Los esteroides anabólicos funcionan de manera muy diferente a otras drogas de abuso y no tienen los mismos efectos agudos sobre el cerebro. La diferencia más importante es que los esteroides no provocan los aumentos rápidos del neurotransmisor dopamina que, en el caso de otras sustancias, causa la “euforia” placentera que puede llevar al abuso de ellas.

Sin embargo, el uso a largo plazo de los esteroides puede impactar algunas de las mismas vías y sustancias químicas del cerebro que se ven afectadas por otras drogas de abuso como son los sistemas de dopamina, serotonina y de opioides, y de esta manera tener un impacto significativo sobre el estado de ánimo y el comportamiento.

Por ejemplo, el abuso de los esteroides anabólicos puede llevar a la agresión y a otros problemas psiquiátricos. Aunque muchos usuarios informan sentirse bien consigo mismos cuando toman esteroides, también pueden tener cambios bruscos en el estado de ánimo, incluyendo síntomas maniacos e ira ("rabia de esteroides") que pueden llevar a la violencia. Los investigadores también han observado que, como resultado de sentirse invencibles, los usuarios pueden sufrir de celos paranoicos, irritabilidad extrema, delirio y alteraciones en el juicio.

¿Cuáles son otros efectos a la salud de los esteroides anabólicos?

El abuso de los esteroides puede llevar a problemas graves e incluso irreversibles de la salud. Entre ellos, los más peligrosos son daño a los riñones o insuficiencia renal, daño al hígado, y problemas cardiovasculares, incluyendo agrandamiento del corazón, presión arterial alta y cambios en el colesterol que conducen a un mayor riesgo de un ataque cerebrovascular o al corazón (incluso en personas jóvenes).

El uso de esteroides frecuentemente causa acné severo y retención de líquidos, además de que hay algunos efectos colaterales específicos según la edad o el sexo del usuario:

  • En los hombres: encogimiento de los testículos (atrofia testicular), conteo bajo de espermatozoides o infertilidad, calvicie, desarrollo de los senos (ginecomastia) y mayor riesgo de cáncer de la próstata.
  • En las mujeres: crecimiento del vello facial, calvicie de patrón masculino, cambios o cese del ciclo menstrual, aumento en el tamaño del clítoris y engrosamiento de la voz.
  • En los adolescentes: cese precoz del crecimiento por madurez esquelética prematura y cambios acelerados en la pubertad; riesgo de tener baja estatura por el resto de sus vidas si toman esteroides antes de pasar por el periodo de “estiramiento” típico de la adolescencia.

Además, las personas que se inyectan los esteroides corren el riesgo adicional de contraer o transmitir el VIH/SIDA o la hepatitis.

Para más información

Para más información sobre los esteroides anabólicos-androgénicos, visite: http://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/serie-de-reportes/abuso-de-los-esteroides-anabolicos.

Página actualizada en octubre del 2012