In English
NIDA

DrugFacts: El Spice (marihuana sintética)

Actualizada en junio del 2013

El término “Spice” (que quiere decir “especias” en inglés) se usa para describir una variedad de mezclas de hierbas que producen experiencias similares a las de la marihuana (cannabis) y que se venden en el mercado como alternativas legales y “no peligrosas” de la marihuana. El Spice se vende bajo diversos nombres incluyendo K2, marihuana sintética, fuego de Yucatán y llamarada solar en español, y “fake weed”, “Skunk”, “Yucatan Fire” y “Moon Rocks” en inglés. Estos productos, que vienen etiquetados como “no aptos para consumo humano”, contienen materiales de plantas secas y picadas así como aditivos químicos que son los responsables de sus efectos psicoactivos (que alteran la mente).

Publicidad falsa

Las etiquetas en los productos del Spice a menudo afirman que contienen sustancias psicoactivas “naturales” que han sido extraídas de una variedad de plantas. Aunque los productos del Spice sí contienen material vegetal seco, los análisis químicos muestran que sus ingredientes activos son compuestos cannabinoides sintéticos (o “manufacturados”).

Desde hace varios años, las mezclas del Spice se han podido comprar fácilmente a través del Internet, en gasolineras o en los denominados “head shops” o tiendas de drogas ilícitas. Debido a que los productos químicos utilizados en Spice tienen un alto potencial para el abuso y ningún beneficio médico, la Administración para el Control de los Estupefacientes (DEA, por sus siglas en inglés) ha colocado a las cinco sustan­cias químicas activas que se encuentran con más frecuencia en el Spice en la Categoría I de la Ley sobre Sustancias Controladas, lo que hace que sea ilegal vender, comprar o poseer estas sustancias. Los fabricantes de los productos del Spice tratan de evitar estas restricciones legales sustituyendo diferentes productos químicos en sus mezclas, mientras que la DEA continúa siguiendo de cerca la situación y evaluando la necesidad de actualizar la lista de canna­binoides prohibidos.

Los productos del Spice son muy populares entre los jóvenes, ocupando el segundo lugar después de la marihuana entre las drogas ilícitas más consumidas por los estudiantes del último año de la secundaria. (Son más populares entre los varones que entre las mujeres. En el 2012, casi el doble de los estudiantes varones de 12º grado reportaron haber consumido marihuana sintética en el año anterior a la encuesta, comparado con las mujeres del mismo grupo). El acceso fácil y la percepción errónea de que los productos del Spice son “naturales” y, por lo tanto, inofensivos probablemente han contribuido a su popu­laridad. Otra razón es que las sustancias químicas utilizadas en los productos del Spice no son fáciles de detectar en las pruebas estándares usadas para comprobar el consumo de drogas.

¿Cómo se abusa del Spice?

Algunos de los productos del Spice se ven­den en forma de “incienso”, pero se parecen más al popurrí. Al igual que la marihuana, la manera más común de con­sumir el Spice es fumándolo. A veces el Spice se mezcla con marihuana o se prepara como una infusión o té de hierbas para beber.

Imagen de K2, una marca popular de Spice.K2, una marca popular de Spice.

¿Cómo afecta el Spice al cerebro?

Los usuarios del Spice han reportado expe­riencias similares a las producidas por la marihuana, entre ellas, un estado de ánimo elevado, relajación y alteración de la per­cepción. En algunos casos, los efectos son aún más fuertes que los de la marihuana. Algunos consumidores reportan efectos psicóticos, como ansiedad extrema, para­noia y alucinaciones.

Aunque hasta el momento no ha habido estudios científicos sobre los efectos del Spice en el cerebro humano, sabemos que los compuestos cannabinoides que se encuentran en los productos del Spice actúan sobre los mismos receptores neuro­nales que el THC, el principal componente psicoactivo de la marihuana. Sin embargo, algunos de los compuestos encontrados en el Spice se unen con más fuerza a los receptores, lo que podría dar lugar a un efecto mucho más potente e impredecible. Debido a que se desconoce la composición química de muchos de los productos que se venden como Spice, es probable que algu­nas variedades también contengan sustan­cias que puedan causar efectos totalmente diferentes a los esperados.

¿Cuáles son otros efectos sobre la salud del Spice?

Las personas que abusan del Spice y que han sido llevadas a los Centros de Control de Envenenamiento informan haber sufrido síntomas que incluyen taquicardia, vómi­tos, agitación, confusión y alucinaciones. El Spice también puede elevar la presión arterial y causar un suministro menor de sangre al corazón (isquemia miocárdica); en unos pocos casos, se ha asociado con ataques al corazón. Los consumidores habituales pueden experimentar síntomas del síndrome de abstinencia y de adicción.

Todavía no conocemos todas las formas en las que el Spice puede afectar la salud humana o el grado de toxicidad que puede tener, pero una inquietud entre los encarga­dos de la salud pública es que puede haber residuos nocivos de metales pesados en las mezclas del Spice. Al no tener más análisis, es difícil determinar si esta inquietud está justificada.

Para más información

Para obtener más información sobre el Spice, visite: http://www.emcdda.europa.eu/attachements.cfm/att_80086_EN_Spice%20Thematic%20paper%20—%20final%20version.pdf (PDF, 253KB)

Página actualizada en junio del 2013