In English
NIDA

DrugFacts: El embarazo y las tendencias de uso de drogas

Actualizada en abril del 2005

El abuso de drogas puede ocurrir en cualquier etapa de la vida de una mujer. Sin embargo, aproximadamente la mitad de las mujeres que usan drogas ilícitas se encuentran en edad de procrear, o sea, tienen entre 15 y 44 años de edad. En 1992 y 1993, NIDA condujo una encuesta en los hospitales de toda la nación para determinar las proporciones del abuso de drogas entre mujeres embarazadas en los Estados Unidos. Todavía esta Encuesta nacional sobre el embarazo y la salud* es la que ofrece los datos más recientes que tenemos a nuestra disposición.

La encuesta encontró que de las 4 millones de mujeres que dieron a luz durante este período de tiempo, 757.000 tomaron bebidas alcohólicas durante su embarazo y 820.000 fumaron cigarrillos. Se observó un fuerte vínculo entre el cigarrillo, el alcohol y el uso de drogas ilícitas. Treinta y dos por ciento de las mujeres que dijeron que habían usado una droga, también fumaron cigarrillos y tomaron bebidas alcohólicas.

Los resultados de la encuesta muestran que en el mismo período de tiempo, 221.000 mujeres usaron drogas ilícitas durante su embarazo y que de estas drogas, marihuana y cocaína fueron las más prevalentes: 119.000 mujeres dijeron haber usado marihuana y 45.000 admitieron haber consumido cocaína. La encuesta estimó que habían nacido 222.000 bebés de estas mujeres, cifra que corresponde muy de cerca al número de madres. En general, las tasas de uso de cualquier droga ilícita fueron más altas entre las mujeres que no estaban casadas, tenían menos de 16 años de educación formal, no estaban trabajando, y dependían de alguna fuente pública de financiamiento para pagar su estancia en el hospital.

A pesar de que la tendencia del uso de drogas en general comienza a disminuir 3 meses antes del embarazo y sigue bajando a través de todo el período de gestación, las mujeres no descontinuaron el uso de la droga. Pero los resultados de otras investigaciones del NIDA, por ejemplo, los estudios sobre la mujer bajo tratamiento, indican que una vez que la mujer se desintoxica con éxito y se inscribe en un programa de tratamiento, son sus hijos los que constituyen la motivación para mantenerse libre de drogas.

La encuesta también señala la diferencia en la prevalencia del uso entre distintos grupos étnicos. Aunque las tasas de abuso de sustancias ilícitas son mayores para los afroamericanos, se estima que un mayor número de mujeres blancas usan drogas durante el embarazo, 113.000, que de mujeres afroamericanas, 75.000, o hispanas, 28.000.

En cuanto a las drogas legales, se estima también que más mujeres blancas consumieron alcohol: 588.000, en comparación con 105.000 mujeres afroamericanas y 54.000 hispanas. Las mujeres blancas tuvieron igualmente las mayores tasas de uso de cigarrillos: 632.000, en comparación con 132.000 para las afroamericanas y 36.000 para las hispanas.

Las tasas de uso de marihuana fueron mayores entre las mujeres menores de 25 años de edad y las de uso de cocaína fueron más altas entre las mujeres de 25 años de edad o más.

Página actualizada en abril del 2005