In English
NIDA

Cómo prevenir el uso de drogas en los niños y los adolescentes (segunda edición)

¿Cómo se tratan los factores de riesgo y de protección en los programas de prevención?

Los factores de riesgo y de protección son los principales objetivos de los programas de prevención eficaces utilizados en ambientes familiares, escolares y comunitarios. La meta de estos programas es la de crear nuevos factores de protección y fortalecer los existentes mientras revierten o reducen los factores de riesgo en la juventud.

Los programas de prevención generalmente están diseñados para alcanzar a las poblaciones objetivo en su ambiente primario. Sin embargo, en los últimos años se ha vuelto más común encontrar programas para cualquier grupo objetivo en una variedad de ambientes, como el realizar un programa para la familia en una escuela o en una iglesia.

Además del ambiente, los programas de prevención también se pueden clasificar según la audiencia para la cual son diseñados:

  • Los programas universales están diseñados para la población en general, por ejemplo, para todos los estudiantes en una escuela.
  • Los programas selectivos se dirigen a grupos en riesgo o subsectores de la población en general, como los estudiantes con bajo rendimiento escolar o los hijos de abusadores de drogas.
  • Los programas indicados están diseñados para las personas que ya experimentan con drogas.

En la familia

Los programas de prevención pueden fortalecer los factores de protección en los niños jóvenes enseñándole a los padres cómo comunicarse mejor con la familia, la disciplina apropiada, la implementación consistente y firme de las reglas, y otros enfoques para el manejo de la familia. Las investigaciones confirman los beneficios cuando los padres proporcionen reglas y disciplina consistentes, hablándoles a los hijos sobre las drogas, vigilando sus actividades, conociendo a sus amigos, comprendiendo sus problemas y preocupaciones, e involucrándose en su educación. La importancia de la relación padre-hijo continúa en la adolescencia y mucho después. (Para ejemplos de los programas basados en la familia, vea el Capítulo 4.)

En la escuela

Los programas de prevención en las escuelas se concentran en las habilidades sociales y académicas de los niños, incluyendo el mejoramiento de las relaciones con los compañeros, el auto-control, el poder manejar los problemas, y las habilidades para rehusar las drogas. De ser posible, los programas de prevención basados en la escuela deben ser integrados al programa académico escolar, ya que el fracaso escolar está fuertemente asociado con el abuso de drogas. Los programas integrados fortalecen los lazos de los estudiantes con la escuela y reducen la probabilidad de que abandonen la escuela. La mayoría de los materiales de prevención de las escuelas incluyen información sobre cómo corregir la percepción errada de que muchos estudiantes abusan de las drogas. Otros tipos de intervenciones incluyen programas para toda la escuela, que afectan el ambiente escolar en su totalidad. Todas estas actividades pueden servir para fortalecer los factores de protección contra el abuso de drogas. (Para ejemplos de los programas basados en la escuela, vea el Capítulo 4.)

Las investigaciones recientes sugieren que se debe tener precaución cuando se agrupan a los adolescentes de alto riesgo en intervenciones preventivas de grupos paritarios. Tales grupos han mostrado producir resultados negativos, ya que los participantes tienden a reafirmar entre sí la conducta de abuso de drogas.10

En la comunidad

Los programas de prevención a nivel comunitario funcionan con organizaciones cívicas, religiosas, ejecutoras de la ley, y otras gubernamentales para mejorar las normas anti-drogas y los comportamientos pro-sociales. Muchos programas coordinan los esfuerzos de prevención a través de los diferentes ambientes para comunicar mensajes consistentes en la escuela, el trabajo, las instituciones religiosas y los medios de comunicación. Las investigaciones han mostrado que los programas que llegan a los jóvenes a través de diversos ambientes pueden impactar fuertemente las normas comunitarias.7 Los programas basados en la comunidad generalmente también incluyen el desarrollo de políticas o el cumplimiento de las regulaciones, esfuerzos de los medios de comunicación masiva, y programas para crear conciencia en toda la comunidad. (Vea el Capítulo 4 para ejemplos de programas basados en la comunidad.) Por ejemplo, cabe notar que algunas intervenciones cuidadosamente estructuradas y selectamente dirigidas a través de los medios de comunicación, han mostrado ser muy eficaces en la reducción del abuso de las drogas.22

Página actualizada en septiembre del 2004