In English
NIDA

DrugFacts

La heroína

¿El abuso de los opioides de prescripción es el primer paso hacia al consumo de heroína?

Los analgésicos de prescripción tipo opioides como el OxyContin y la Vicodina pueden tener efectos similares a la heroína cuando se toman en dosis o en forma distinta a la prescrita, y actualmente están entre las drogas que más se abusan en los Estados Unidos. Las investigaciones actuales sugieren que el abuso de estos medicamentos puede ser el primer paso hacia el abuso de la heroína.

El abuso de drogas y la drogadicción

Muchas personas no comprenden cómo o por qué algunos se vuelven adictos a las drogas. A menudo se asume de manera equivocada que los toxicómanos no tienen principios morales o suficiente voluntad y que ellos podrían dejar de consumir drogas si sólo estuvieran dispuestos a cambiar su comportamiento. En realidad, la drogadicción es una enfermedad compleja y el dejar de consumir drogas no se da con la simple intención o la firme decisión de hacerlo.

El embarazo y las tendencias de uso de drogas

El abuso de drogas puede ocurrir en cualquier etapa de la vida de una mujer. Sin embargo, aproximadamente la mitad de las mujeres que usan drogas ilícitas se encuentran en edad de procrear, o sea, tienen entre 15 y 44 años de edad. En 1992 y 1993, NIDA condujo una encuesta en los hospitales de toda la nación para determinar las proporciones del abuso de drogas entre mujeres embarazadas en los Estados Unidos. Todavía esta Encuesta nacional sobre el embarazo y la salud* es la que ofrece los datos más recientes que tenemos a nuestra disposición.

EL VIH/SIDA y el abuso de drogas: dos epidemias entrelazadas

El abuso de drogas y la adicción han estado íntimamente ligados al VIH/SIDA desde el comienzo de esa epidemia. El vínculo está relacionado con un mayor riesgo tanto de contraer como de transmitir el VIH y de sufrir consecuencias más graves.

Conducir bajo la influencia de las drogas

El uso de cualquier droga psicoactiva (que altera la mente) hace que sea sumamente peligroso conducir un vehículo, y lo hace ilegal de la misma manera que es ilegal conducir después de beber alcohol. Conducir drogado pone en riesgo no sólo al conductor, sino también a sus pasajeros y a otras personas que comparten la carretera.

Visitas a las salas de emergencias por consumo de drogas

Los cálculos a nivel nacional sobre las visitas a las salas de emergencias relacionadas con el consumo de drogas se obtienen de la Red de Alerta sobre el Abuso de Drogas (DAWN, por sus siglas en inglés).1,2 La DAWN es un sistema de vigilancia de salud pública administrado por la Administración de Servicios sobre el Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés), una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés).

La comorbilidad entre la adicción y otros trastornos mentales

¿Qué es la comorbilidad?

La “comorbilidad”, también conocida como “morbilidad asociada”, es un término utilizado para describir dos o más trastornos o enfermedades que ocurren en la misma persona. Pueden ocurrir al mismo tiempo o uno después del otro. La comorbilidad también implica que hay una interacción entre las dos enfermedades que puede empeorar la evolución de ambas.

La cocaína

La cocaína es una droga estimulante y altamente adictiva que se manufactura a partir de las hojas de la planta de coca, originaria de América del Sur. Produce un estado eufórico de corta duración, energía y locuacidad, además de efectos físicos potencialmente peligrosos como aumento de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial.

Las drogas de club (GHB, ketamina y Rohipnol)

Las drogas de club* constituyen un grupo farmacológicamente heterogéneo de compuestos psicoactivos que tienden a ser objeto de abuso por parte de adolescentes y adultos jóvenes en los clubes nocturnos, bares, fiestas “rave” o en el contexto de la música “trance”. El gamma hidroxibutirato (GHB), el Rohipnol y la ketamina son algunas de las drogas de este grupo; también lo son la MDMA (éxtasis) y la metanfetamina, que se presentan en un DrugFacts aparte.

El khat

El khat es una droga estimulante deri­vada de un arbusto (Catha edulis) nativo del África oriental y del sur de Arabia. Aunque la planta del khat en sí no está listada en la Ley sobre Sustancias Con­troladas, la catinona, uno de sus compo­nentes químicos que altera la mente, sí está entre las drogas de la Categoría I (sus­tancia controlada que no está reconocida para uso terapéutico), por lo que el go­bierno federal considera su uso ilegal.

Pages

Subscribe to DrugFacts

Toma el reto nacional sobre el coeficiente intelectual (CI) sobre las drogas